El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: 10 días. Desarrollo equilibrado y sostenible

jueves, 17 de mayo de 2007

10 días. Desarrollo equilibrado y sostenible

Extremadura ha hecho un gran esfuerzo de conservación y protección. En la Extremadura de hoy, una parte de cada tres tiene algún tipo de protección. Casi 13.000 km2 de espacios protegidos, zonas de especial protección y lugares de importancia comunitaria. Nos debemos sentir orgullosos de ello y profundizar en lo que conlleva como elemento de atracción turística.

En el ya Parque Nacional de Monfragüe pondremos en marcha una Estación Biológica y un Centro de Recepción y Descanso.
Tendremos en Centro de Recuperación del lince.
Desarrollaremos una marca de calidad para los productos de espacios protegidos.
Por consenso con todo el sector impulsaremos una nueva Ley de Caza, que respete, en todo caso, los derechos, de las asociaciones locales.
Modificación de la ley de Pesca para que se pueda pescar por las noches.
Una nueva Ley de Montes y del Fuego.
Parque internacional del Tajo.
Creación del Consejo Asesor del Agua con participación de comunidades de regantes, opas y asociaciones de consumidores.
Y Respetar el medio ambiente respetando el desarrollo necesario y viceversa. Buscando siempre el equilibrio.

1 comentario:

Neopirate dijo...

En todas las entradas del blog tienes comentarios, en algunas muchos, en otras menos, pero en todas algo.

En esta había 0 entradas ¿por qué puede ser?

Creo que los extremeños estamos un poco hartos de tanto y tanto verde, tanta naturaleza, tanto paisaje, tanto medioambiente. Todo para que vengan los turistas de otras ciudades o de otros países y digan: "anda qué bonito, ¡cuánta naturaleza!" Y tal como han venido se vayan.

No queremos desterrar todo eso, no hay por qué eliminarlo, pero sí que se necesitan otras cosas, te he oído decirlo: necesitamos industrias. Seremos algo menos verdes, pero tendremos dónde trabajar, cómo generar riqueza y dónde tenemos un futuro.

Hay una cosa que está clarísima: el desarrollo económico pasa por la industria. De nosotros mismos depende si coger ese tren o si quedar como espacio acotado toda Extremadura.