El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: Exámenes en junio

domingo, 8 de julio de 2007

Exámenes en junio

Os propongo que esta semana hablemos de los exámenes de junio o septiembre. Algunos me lo habéis expresado como necesidad y vamos a escuchar argumentos. Necesito que me digáis si sois padres, docentes, alumnos o ninguna de las tres anteriores. Nuestras razones para mantener los exámenes en junio son conocidas. Respeto por el concepto de evaluación continua, que no se rompa la equidad, que descansen un tiempo los chicos y chicas, que lo que no se consigue en nueve meses es difícil en uno o dos.

Os recuerdo lo de los 250 caracteres y que hagáis constar OPINO/PREGUNTO/SUGIERO....
Os prometo contestar antes que esta última.
Un abrazote a todos y todas. Buena semana.
Guillermo

36 comentarios:

jfc dijo...

Como padre, Ex-alumno y profesor creo que partimos del error de evaluar lo aprendido como hace 100 años, con exámenes. Hay que evaluar de forma continuada, corriginedo ejercicios, trabajos, haciendo tests de lo que se va aprendiendo, acumulando material para juzgar al alumno. SI la evaluación continua es negativa porque a la alumna le falta un poco para alcanzar el aprobado, se podría recurrir a una prueba global que NO se puede hacer quince días después porque la diferencia sería poca. Mejor en septiembre y establecer fórmulas que resuelvan los desajustes de equidad.
Pero no olvidemos que lo esencial es que la evaluación sea verdaderamente continuada y dejaríamos septiembre para los casos dudosos.

doctor sito dijo...

[OPINO]
Admirado Guillermo:
Soy padre de tres hijos. La mayor empieza la ESO el curso próximo y los otros dos están en Primaria.
Hasta el momento no he tenido ningún problema con sus estudios, por lo que el tema todavía no me ha afectado directamente, aunque sí afecta a amigos y conocidos.
Pero también fui estudiante hace ya unos cuantos años. Y le tengo que estar muy agradecido a los exámenes de Septiembre, ya que durante la carrera de Medicina en varias ocasiones recuperé durante el verano lo que no pude estudiar durante el invierno.
Así que mi postura es bastante clara: Hay que volver a darles una oportunidad en Septiembre.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

OPINO/SUGIERO
Como alumna de 5º de F.Hispánica opino que el sistema de exámenes no es del todo eficaz ni en junio ni en septiembre. Creo q no sirve de "mucho" jugarse una asigantura anual en 2 horas, ya que esos apuntes t los puedes aprender de memoria, sin más... SUGIERO, y más en carreras enfocadas a la enseñanza, como en mi caso, que se dé importacia y se valore las exposiciones orales, los exámenes orales... que nos serán mucho más útiles de cara a una oposición. Me quedan 5 asignaturas para terminar y SÓLO he hecho dos exposiciones en clase... Coincido con jfc en que se dejaría septiembre para casos dudosos, pero la oralidad es algo necesario.
Febe.

Anónimo dijo...

Como padre me preocupa y bastante el actual sistema educativo, no creo que sea bueno el permitir que los alumnos pasen de curso con más de dos asignaturas suspensas, no fomenta el esfuerzo, al contrario creo que los hace cómodos.

Tampoco creo que los éxamenes sean la forma óptima de evaluar, creo que debería de haber otras fórmulas que complementaran.

Todo el mundo se merece descansar, ¿pero que descanso se merece el que no ha trabajado durante nueve meses? Hay muchos profesores que están en paro, quizás se deberían contratar a estos profesores para que el colegio permanecise abierto durante el verano e impartiendo clases a estos alumnos que no han aprobado. Podría ser una idea.

También propondría la evaluación a los profesores, no siempre la culpa es de los alumnos.

Creo que el sistema debería de dotar de más autoridad a los educadores, sobretodo en secundaria, autoridad,bien entendida.

Por otra parte debería de existir los exámenes en septiembre y repetir curso, pero también creo que la formación profesional hay que potenciarla y no desacreditarla de la manera que se hizo.

Y una última reflexión, ¿qué clase de sociedad se le transmite a los niños a través de los medios de comunicación? Gran hermano, Dolce Vita, A tú lado, el Diario de Patricia, Dónde estás corazón, supervivientes, Nadie es perfecto, y los dibujos animados, en la gran mayoría dan asco.¿Qué fomentan?

Por cierto, también soy profesor.

Un saludo.
José Manuel.

Vicente - oistrakh_spirit@hotmail.com - dijo...

Hace ya unos 15 años que abandoné el sistema, es decir, tengo poco más de 30 años. No tengo hijos aún, pero espero tenerlos, es decir, puede que el sistema que se adopte les pudiera afectar. O quizá se vuelva a cambiar...

OPINO

Exámenes en Junio Y Septiembre. Aunque Guillermo, haces referencia a que lo que no se hace en 9 meses dificilmente se hará en 2 o 3...

PREGUNTO

En realidad, ¿no se trataría de recuperar las asignaturas pendientes? Es decir, si a un alumno le quedan 2, por poner un ejemplo, que se supone que no a obtenido un cero, sino que unos mínimos conocimientos tendrá...

SUGIERO

Que aproveche esos dos meses para rematarlas y aprobarlas.

OTRA

Sugerencia para los papis, espero que yo sea uno en los próximos años. Hay que querer a los hijos, y educarles adecuadamente. No diría que fomentando una cultura de la competitividad respecto de "los otros", sino fomentando el gusto y placer por saber. Descubriendo que un libro, una obra de teatro, una conversación en casa en inglés o sentarse toda la familia a escuchar un concierto para violín y orquesta, o recitar poesía, todos juntos... eso no es ser friky. Que llevemos a nuestros hijos a conocer cada pueblo de Extremadura, antes que ir a una playa. Que conozcan las particularidades de las zonas de nuestra región...

Buena y provechosa semana a todos. Gracias Guille por mantener este espacio. Institucionalmente serás el Presi, pero aquí, eres, para nosotros, Guille. Propongo una quedada al menos a mitad de legislatura, los 15 o 20 que intervenimos frecuentemente aquí. Yo me encargo del jamón.

JavierPiornal dijo...

hola Guillermo:
yo estoy estudiando sociología en Salamanca, y he tenido que dejar una asigantura para septiembre porque no podia con más entre trabajos, entrevistas, etc.... por lo que estoy totalmente de acuerdo con los examenes de septiembre ya que dan al alumno un tiempo de descanso y estudio, y por lo menos a mi me ayuda mucho.
En la Universidad de Salamanca, no obstante hay facultadades que han suprimido los exmanes de septiembre y los han puesto en ahora en Julio. si más un saludo socialista Javi

Anónimo dijo...

Creo que rechazar sin más los exámenes en septiembre con el argumento de que todo el mundo tiene derecho a descansar es partir de la premisa equivocada de que durante los nueve meses restantes se ha trabajado y de que por tanto se merecen esas prolongadas vacaciones. Me recuerda a cuando en televisión hablan de esas "tan merecidas vacaciones" referidas a los protagonistas del mundo del famoseo, personajes que si por algo destacan es, precisamente, por no merecérselas.
Como padre y como ex-alumno, y no entrando a valorar las bondades de los exámenes como método evaluador de conocimientos (como la democracia, el menos malo de los sistemas conocidos), entiendo que las pruebas extraordinarias de septiembre son absolutamente fundamentales como forma de luchar contra la pérdida gradual de calidad de nuestra enseñanza.

Angel

María dijo...

OPINO
Soy madre de un niño que empezará el cole este año, por lo que todavía no tengo el problema en casa, pero no hace mucho que fuí alumna.
Considero que los exámenes (no universitarios, deberían terminar en junio, ya que debería ser una evaluación continua y el verano para descanasar.
Además, no todas las familias no tienen la oportunidad de llevar a sus hijos a clases particulares. Ya sea por motivos económicos, ya sea porque no es lo mismo vivir en una ciudad o pueblo grande, que vivir en las zonas rurales, donde el acceso a ese servicio de clases particulares es casi imposible.
Aunque no me parce mala idea la expuesta en un artículo anterior, la de contratar profesores nuevos en período vacacional, hay que tener en cuenta que todos los profesores no tienen el mismo método de enseñar, y podría ser contraproducente para el alumno. No se, habría que estudiarlo con mucho cuidado.

Saludos, María

J. Jesús dijo...

[OPINO]

Soy padre de una hija de 18 años. Ha necesitado nuestro apoyo en sus estudios, sentarse al lado, haciendo con ella. Es tremendamente colaboradora, y con horas y esfuerzo ha ido superando los cursos, recuperando muchas veces en esa evaluación continua.

Ha sido normal tener que recuperar en Junio. 3º de ESO lo superó así. 4º, con una adolescencia complicada, lo repite y finalmente lo supera al siguiente año con gran esfuerzo.

Desde el punto de vista del profesorado:

La realidad constatable es que los profesores no aprueban una asignatura en Junio si no se ha estudiado previamente lo suficiente en el curso, y sólo en el caso de estar dudoso pueden contemplarlo. En septiembre, también estaría por ver que aceptara aprobar por un examen y no por la evaluación continua de un curso.

Desde el punto de vista del alumno:

Depende del grado de estudio del alumno el que pueda interesarle Junio, si está bastante trillada y con un esfuerzo adicional puede llegarse, o Septiembre, si tiene que dedicar más tiempo para poder llegar al objetivo de recuperarla.

Cuando se ha estudiado pero ha tenido dificultades y/o no ha llegado, el profesor sí acepta una posible recuperación de junio, y el alumno, también prefiere un esfuerzo final de dos tres semanas, con apoyo, con el ritmo del curso, que dejarlo para septiembre con lo que conlleva de fastidio de descanso, ausencia de apoyo exterior, perdida de ritmo y alta autodisciplina.

Cuando no se ha estudiado, no pueden sacarla en Junio por falta de tiempo, y requiere un esfuerzo muy grande el levantar una asignatura en verano si no se ha visto con cierta profundidad. A ese más tiempo, debe añadirse las dificultades propias de ausencia de ritmo y apoyo profesor. Es generalmente cuando se acude a clases particulares.

De todas formas, estamos hablando de las consecuencias, o sea, la recuperación en Junio o Septiembre. No resuelve por tanto las causas que la han provocado.

Las dificultades que los alumnos tienen en algunos momentos de su proceso educativo en mi opinión requiere:

1.- Que el sistema los detecte y haga una opción clara por ellos. Eso se traduce en personalizar, en adaptar, previa detección de esas dificultades. Muy importante las tutorías para esto. Puede llegarse a proceso formativo más lento y no es necesario dramatizar, pero sí asegurarlo y adecuarlo al ritmo posible.

2.- Trabajemos en un escenario positivo. Pongamos al alumno en el centro de las decisiones, como objeto principal. Escuchemos más. A partir de la adolescencia, más capacidad de intervención personal en la resolución de la parte que le corresponda. Y apoyar en el resto. Quizás, en este sentido, sería muy positivo y corresponsable que tuvieran opción de decidir entre Junio y Septiembre.

Saludos.

Anónimo dijo...

Querido Guillermo: Soy madre de tres niños adolescentes que estudian, Formación Profesional, 1ºBachillerato y Educación Secundaria, respectivamente. Soy universitaria y trabajo en un Hospital.
OPINO:
Es muy fácil, para los que no sois padres, opinar sobre la educación que nosotros damos a nuestros hijos, yo también lo hacía y mis esquemas y lo que tenía pensado, se han ido rompiendo sistemáticamente, pues nada tiene que ver lo que sueñas con la realidad y los hijos no vienen con un manual de instrucciones debajo del brazo.
Mis hijos son totalmente diferentes y la educación que le damos en casa, ha sido la misma. La mayor tiene gran dificultad y motivarla es un suplicio ( ha repetido dos veces y le cuesta encontrar su sitio), los otros son chicos normales y responsables.
Durante mi etapa de adolescente yo también fui bastante rebelde y suspendí varios veces en Junio, con lo cual me tocó estudiar durante el verano y aprobar en Septiembre. También repetí un curso y no se hundió el mundo por eso, luego maduré. Creo que lo exámenes de Septiembre son imprescindibles y sobre todo, no podemos estar en desventaja en relación a otras Comunidades que si los tienen. Los chicos lo agradecerán y los padres tambien sabiendo que tienen una oportunidad más de rectificar y no perder otro año en su vida escolar. De cuerdo con evaluar tambien a los profesores de vez en cuando. Clara Lopez.

David Santos Holguín dijo...

Guillermo, te propongo establecer un modelo de mayor conocimiento prácticos y activar el modelo de evaluación contínua de los examenes universitarios, porque los alumnos somos concientes que nos la "jugamos" a un sólo examen, con la posibilidad de septiembre y lo que mas duro supone, trabajar en verano, para poder pagar la matrícula del año que viene para esas asiganturas pendientes que el crédito "cuesta el doble".

Propongo la obligatoriedad de la evaluación contínua en la universidad, así como el comienzo del curso lectivo en septiembre (segunda quincena) y acabar, incluso los examenes a finales de Mayo, por las condiciones del clima en nuestra tierra.

Un saludo. David. www.13rosas.blogspot.com

Paco Martín dijo...

OPINO
Realmente creo no hay soluciones magicas estructurales que garantizen una eficacia educacional. Lo que si pienso es un error implantarlo desde una opción politica parcial tratándose de algo universal. No comparto que unas pruebas sean el certificado real de lo aprendido. Y estoy más próximo a que el educador realmente sea consciente de la capacidad real del educado, un tanto personalizadamente. Aunque para llegar a esa especie de utopia literal debería haber menos estudiantes por metro de baldosín cuadrado por instructor. El éxito de la formación se demostrará cuando el futuro profesional tenga los conocimientos a mano con claridad a la hora de tener que aplicarlos. Reconozco que cómo en muchas cosas se necesitan dos ingredientes fundamentales: ideas y suficiente recursos para llevarlas a cabo.

Juan Antonio Doncel dijo...

Soy profesor de Universidad, opino que la evaluación en la misma es distinta que en los niveles inferiores, pues éstos son sistema educativo, mientras que aquélla no. En la Universidad la idea de que hay que superar un examen es la esencia de la misma, por más que se puedan discutir los sistemas de examen con criterios de justicia y eficiencia. En los niveles educativos, como educar es sobre todo socializar y formar, me parece que es una cuestión a dilucidar por expertos en educación, porque los padres queremos que nuestros hijos les vaya bien y ya está.

Anónimo dijo...

Soy profesora de Historia en un Instituto Portugues, vivo en España, he trabajado siempre en este país y mi hijo ha estudiado en España.

OPINO:

La Enseñanza Obligatoria debería ser muy diferente a la que después se elije por parte de los alumnos para continuar su formación, ya sea universitaria o profesional, y las exigencias distintas.
En Portugal se exige a los alumnos de la ESO unos conocimientos mínimos imprenscindibles para conseguir su titulación y es muy raro que ocurra como en España donde montones de chicos no han conseguido graduarse en la Educación Obligatoria. Desde que el alumno asista a clase, sea respetuoso, trabaje minimamente y adquiera unos conocimientos básicos como pilares de su formación, conseguirá su titulación y no suspendemos por sistema, ya que los suspensos se miran con lupa, tanto por el Departamento, como por la Dirección y el Ministerio.
En la clase de mi hijo en España han llegado a repetir 2º de la ESO casi un 60 por ciento de los alumnos, algo que en Portugal sería impensable. Los chicos se desmotivan con las repeticiones y dejan de estudiar sin haber conseguido absolutamente nada que les permita labrarse un futuro. Por otro lado tambien me pregunto que sentiran esos compañeros que suspenden a más de la mitad de sus alumnos, no es normal que trabajando consigas tan pobres resultados, debe ser frustante y no sólo los alumno y sus padres serán los responsables.
Exámenes en Septiembre: SI.
Tengo media de Sobresaliente en mi carrera y fuí adolescente, con mis problemas y mis asignaturas suspensas, que aprobé sin dificultad después de un merecido verano de trabajo. Maria.

Anónimo dijo...

Mi hija estudia 3º de la ESO, suspendió una asignatura en la primera evaluación, otra en la segunda y en la tercera nos quedamos helados cuando nos comunican que repite curso por tres asignaturas suspensas. No puedo comprender cómo nadie informa a los padres de algo que no es normal y ellos dicen que es mejor que repita, pues esto les ayuda a madurar. La tutora, en nuestras reuniones, siempre nos dijo que iba bien.
Son fundamentales los exámenes en Septiembre pues ayudarán a nuestros hijos a superar una mala racha sin tener que repetir, ya que esto supone no sólo el disgusto de los padres, si no, en muchos casos como el nuestro, la depresión de los adolescentes, que puede llegar incluso a truncar su futuro.
Muchos profesores no tuvieron niñez ni adolescencia, siempre fueron maduros y jamás pueden ponerse en la piel de los demás. Pablo.

Anónimo dijo...

Pero esto qué es??
un diario personal dónde cada uno cuenta su caso o qué?
Hay que OPINAR-SUGERIR no contar nuestra vida... todos tenemos una historia con la enseñanza...
y eso de las 250 palabras...
Lo 1º es diferenciar los distintos niveles educativos...
Ah, y creo q la Universidad SÍ es sistema educativo.
UNIVERSITARIA.

oistrakh_spirit@hotmail.com dijo...

Ha salido un tema relacionado con la enseñanza y, como se supone que Guille nos propone temas diferentes cada semana propongo que también se debata sobre ello, que aprovechemos la coyuntura, antes de que el domingo nos cambie de tercio.

Ahora mismo, y relacionado con la enseñanza, junto con la cuestión de septiembre y pasar de curso en no se qué condiciones, es el tema más en auge. Sí, este que:

PROPONGO

ENSEÑANZA Y AUTORIDAD.

¿Autoridad avalada por los padres? Sin ese aval la autoridad de los docentes queda relegada a casi nada.

¿Qué tipo de autoridad? Obviamente castigo físico no, estamos en pleno siglo XXI. ¿Debe temer un alumno ser amonestado en clase, porque eso le supondrá perder privilegios en casa: horas de salida, reducción de la paga, etc? Si es así, una simple reseña en las calificaciones bastaria, ¿no?

Un saludo a todos! Yo acabo, hace un escaso minuto (de un 21 de marzo de 1685) , de dar a luz, en una casa llena de gente por todos lados, a Johann Sebastian Bach en mi novela. vaya tardecita con la madrona de las narices... Por fin puedo ir a dormir, jeje. Y dentro de un rato, de nuevo de pie!

Lo dicho, a seguir debatiendo.

oistrakh_spirit@hotmail.com dijo...

Totalmente de acuerdo con UNIVERSITARIA. Yo iba a decirlo ayer, lo suyo es que contestemos a lo que aquí se propone, y con las reglas de juego que el dueño de la casa ha establecido. ¿O cuando jugamos al ajedrez movemos los álfiles como caballos? No, porque las reglas del ajedrez son esas, y quien se sienta ya sabe de que va el tema.

Ahora mismo, claramente definidos están:

JUNIO VS. JUNIO + SEPTIEMBRE
ENSEÑANZA Y AUTORIDAD.

A opinar tocan!

noelia dijo...

Soy estudiante de 5 de historia del arte, y gracias a los examenes de septiembre tendré la oportunidad de acabar la carrera este año, ya que he tenido 14 asignaturas y decidí dejarme algunas directamente para septiembre, aunque haya asistido a las clases y realizados los trabajos.

Anónimo dijo...

OPINO QUE:
1º Sería conveniente diferenciar entre enseñanza obligatoria y no obligatoria.
2º La obligatoria, es decir, la educación Primaria y la Secundaria (ESO) es, creo, de la que propone Guillermo que hablemos, ya que sí hay exámenes en septiembre para Bachillerato, Formación Profesional (en el primer curso) y Universidad.
3º Los Estudios Universitarios y la Formación Profesional (ciclos formativos) son estudios dirigidos a la consecución de un título – profesión (médico, profesor…)
4º Los estudios de Bachillerato son concebidos, creo, como preparación para la Universidad o para los Ciclos Formativos de Grado Superior.
5º Las Educación Primaria (tiene unos objetivos claros – enseñar a los alumnos/as a leer, escribir, contar… y a ir siendo autónomos, participativos… Estamos hablando de formación integral. No creo que nadie se planteé la necesidad de exámenes en septiembre para esta etapa (evaluación continua de no sólo de conocimientos, también de actitudes, modos de hacer… hoy competencias – no creo que esto pueda evaluarse con exámenes sólo)
6º El problema – de exámenes de septiembre, sí o no – comienza en la Educación Secundaria y sobre todo en el 2º ciclo. Esto es debido, creo, a que es un ciclo de formación integral como los de Educación Primaria, pero, al tiempo, es un ciclo de preparación para estudios posteriores – ya sean para un Ciclo Formativo de Grado Medio o para un Bachillerato. Por ello, opino, cuesta tanto trabajo a los profesores evaluar a estos alumnos, ya que tendrán, muchos de estos/as alumnos/as, que enfrentarse a otros estudios que necesitan de una serie de herramientas además de conocimientos que… no sabemos si las han adquirido porque ¿se han ido evaluando desde la Primaria? Tras lo dicho, PREGUNTO:
¿Se trata de exámenes de septiembre sí o no? ¿No será que maestros, profesores, padres… necesitamos más formación psicopedagógica… y coordinación?
(Perdonar, sé que van más de 250 palabras, pero no pude resumirlo más, prometo no pasarme de 250 en la próxima opinión) Mari.

Anónimo dijo...

Soy padre de dos alumnos de ESO.

OPINO:

Estamosentre los grupos de cabeza en Fracaso Escolar de todas las Comunidades españolas, con 34,6 de alumnos que abandona para siempre sus estudios. Este es el dato más importante de nuestro Sistema Educativo, significa que 1 de cada tres jóvenes Extremeños no conseguirán ninguna titulación y tendrán todas las puertas cerradas para el acceso a cualquier Formación Profesional.
Comparándonos con otras Comunidades, podemos decir que Asturias tiene un 17 y que las Comunidades que se asemejan a la nuestra son las que tienen una población emigrante muy superior a nosotros.

SUGIERO:

Cambio radical en el Sistema Educativo y dimisión de una Consejera que no ha hecho nada por mejorar unos resultados desastrosos, llenando nuestras calles de muchachos sin ninguna expectativa de futuro digno. Exámenes en Septiembre: si, y todas las medidas necesarias encaminadas a acabar, de una vez por todas, con esta devacle de la que sólo podemos avergonzarnos ante España y el resto de Europa. Luis.

Anónimo dijo...

Buenos días, estaba leyendo los comentarios del resto de personas que han dado su opinión:
yo soy una joven de 30 años que hizo su egb, su bup, su cou, su carrera y que hasta ahora estaba un poco desconectada de la enseñanza...pero bueno, tengo un hermano que acaba de finalizar la tal denominada "eso" y a la fuerza me he puesto al día.... me parece increíble que puedan pasar con dos asignaturas de un curso a otro (eso sí, intocables la lengua y las matemáticas); me parece increíble y no comparta que la repesca de septiembre ya no exista siendo tan útil, también para los que íbamos bien en el curso pero a lo mejor alguna asignatura se atragantaba; me parece increíble que en 4 años de enseñanza secundaria haya tenido en su instituto y en sus clases siempre a distintos y variopintos profesores, cada uno con sus "niveles" de enseñanza; me parece pasmoso la pasividad del alumno hoy en día, pero más me parece asustador que el profesor alegue: "a mí me van a pagar igual, hagáis lo que hagáis, estudíeis lo que estudíeis..."; El profesor siempre tiene la sartén por el mango? pues sí, a mi hermano (un alumno para nada rebelde) le advirtieron que lo llevaría hasta el final y hasta el final arrastró la asignatura, ha promocionado,eso sí, no limpio, sino con esa asignatura de arrastre... pero dice que jamás se le olvidará la cara del tal "mentor".
En definitiva, echo de menos la enseñanza de antes, creo que aprendíamos más, nos enseñaban con más "dedicación" y el sistema funcionaba mejor.
Un saludo a todos y felicidades por su presidencia señor Vara.

Anónimo dijo...

Guillermo:

Soy padre de dos niñas de 5 y 8 años. Continuamente me estoy formando (“formación continuada”).

1. OPINO: Me gustaría para mis hijas y para todos en general, que siempre hubiera una puerta, si no abierta, por lo menos entre abierta. Que siempre haya una oportunidad. No quiero que se nos de toado hecho. El esfuerzo es importantísimo, pero tampoco me gustaría que las opciones sean limitadas.
2. PREGUNTO: ¿No se podría buscar un sistema de evaluación diferente?. Quizás, más objetivo.
3. IDEA: Alguno ha sugerido la “evaluación continuada”. Que no nos la juguemos solo a un par de horas de un examen. Valorar el trabajo mientras se está realizando.
4. Se que es complejo, pero también se que la intención es mejorar cada día más.

Un cordial saludo.

Susana dijo...

OPINO/SUGIERO

Soy docente, y ya me he manifestado en este blog a favor de los exámenes de septiembre por varias razones :
- se fomenta la cultura del esfuerzo : el que no estudie se pasará el verano fastidiado. Esto no implica necesariamente tener que llevar a los alumnos a clases particulares (si hay que ESTUDIAR, el profe de clases particulares no lo va a hacer por el alumno, sólo EXPLICA)
- lo que no se ha estudiado en 9 meses no se hará en 2 meses, y aún menos en 15 días, que es el periodo de recuperaciones.
- opino que así sí se rompe la equidad. El resultado del esfuerzo de 9 meses se puede ver reducido a 15 días.
- se "pierde" un mes de clase, es decir que el temario hay que impartirlo más concentrado. Los alumnos aprobados, durante ese periodo deben hacer ejercicios de ampliación, pero algunos no asisten con el beneplácito de los padres.

Saludos.
Susana

Anónimo dijo...

Anoche, cuando escribí mi opinión, estaba bastante cansada y no me explique todo lo bien que hubiera deseado. Por ello, intentaré completarla, aunque si no se pueden mandar dos opiniones, no la paséis al cuaderno - lo entenderé.
OPINO QUE:
Si abandonan tantos alumnos la Secundaria en nuestra Comunidad (aunque más tarde – a partir de los 18 años - la pueden retomar ESPA - Educación Secundaria para Personas Adultas) es debido a múltiples causas; algunas de ellas ya mencionadas: falta de formación pedagógica de maestros y profesores; falta de coordinación eficaz entre maestros, maestros y padres, profesores… inspectores…; falta de recursos humanos (especialistas bien preparados) para atender adecuadamente a los que lo necesitan - por ser diferentes o por otras causas (ningún niño/a - que pueda - debería quedarse atrás ni pasar de ciclo con lagunas) Se trata de dar a cada uno lo que necesita en cada momento… se trata de que participen en el aula, en el centro, se sientan parte de él.
Sé la dificultad que todo esto entraña, pero hay que esforzarse, tenemos que subir el nivel educativo de nuestros niños/as y jóvenes entre: padres, profesores, inspectores, Consejería (desarrollando adecuadamente la ley de Educación)…
La Educación Primaria y la Secundaria son dos etapas importantísimas, se trata de que los alumnos/as se formen integralmente, de que aprendan a aprender, a ser buenas personas… para que, después, cualquier cosa que decidan hacer… las hagan bien.
Tenemos buena Ley, aprovechémosla. Nunca fue mejor (obligatoriedad hasta los 16 años...qa) Saludos Mari.

Anónimo dijo...

Leído en el periódico Extremadura del día 12-07-2007:

"Uno de cada tres alumnos extremeños sale del sistema educativo sin el título.Extremadura es la sexta comunidad autónoma con la tasa más elevada."

"Según recogen estas fuentes, todavía uno de cada tres estudiantes extremeños no logra terminar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Solo los alumnos murcianos, andaluces, canarios, valencianos, baleares y ceutíes tienen peores resultados, mientras que el resto de comunidades autónomas se muestran más eficaces. De hecho, en Asturias el porcentaje de fracaso escolar se reduce a solo un 14,9% de los estudiantes, es decir, la mitad que en Extremadura."

Pues bien, parece que a pesar de todo deberíamos sentirnos satisfechos porque la situación, al parecer, ha mejorado en los últimos años y hemos conseguido reducir las tasas de fracaso escolar en el período 2.000-2005 del 34.6% al 32.9%. Me parece que a la vista de estos datos es pertinente plantearse si algo se está haciendo mal con el modelo actual.

Ricardo dijo...

PREGUNTO:Cuándo alguien suspende con un 4,5 ¿qué está ocurriendo?. ¿Debe llevar la asignatura colgando hasta el año siguiente?. ¿Somos justos evaluando esfuerzos, conocimientos, etc.?.
OPINO: Taxativamente, NO.

OPINO y SUGIERO: Que mientras la condición humana sea como es hay que dar oportunidades y SEPTIEMBRE también debe existir.

OPINO: Que entiendo que la consecución por parte del profesorado de mejoras en sus condiciones de trabajo es positiva y hay que respetarlas.

SUGIERO: Que mezclemos los derechos de los docentes, alumnos y padres y resolvamos la ecuación con justicia, pero primando en esta etapa al alumno.

SUGIERO: Que dejemos para otro momento la bondad o maldad del sistema y nos ajustemos a la pregunta.

Un saludo.

María dijo...

Opino que, en los tiempos modernos, al igual que entre las ideologías izquierda-derecha esa dicotomía está obsoleta, la educación debería superar el concepto "examen crucial". Es decir, que los alumnos no deberían sentir que es un trauma enfrentarse a una prueba que evalue su proceso de formación Tanto padres como alumnos deberían asumir que la "formación integral" de un estudiante, de un responsable futuro en algún campo del saber, y que habrán de dirigir ayuntamienytos, universidades, negocios, etc, etc, necesita un aprendizaje y un aprendizaje con rigor. Esto es muy serio para el futuro de un país y, en concreto, de nuestra Comunidad Autónoma. En mis tiempos de profesor entendíamos que el curso duraba de septiembre, fecha de las matrículas, a septiembre del curso siguiente, fecha de exámenes extraordinarios. Ya retirado de ese mundo, observo con inquietud tantos cambios coko "gallinas descabezadas" por no coger el toro por los cuernos y llamar a las cosas por su nombre. No hay recetas mágicas que hagan de un niño que va a la escuela por primera vez termine al cabo de unos años en la universidad siendo un fenómeno si no es a través del esfuerzo peersonal y guiado por unos profesores, con la colaboración de los padres. Lo de los exámenes, que parece preocupar tanto a padres como alumnos, debería desdramatizarse. Forman paarte del proceso educativo y el profesor debe ponerlos cuando crea oportuno para contrastar no sólo si los alumnos an asimilado sus enseñanzas sino, incluso, para ver si su forma de trasmisión de esos conocimientos rinde sus frutos. Por tanto, junio o septiembre, ese debate me parece viciado de antemano. La formación, por lo demás, no tiene descanso, no tiene vacaciones. Una cosa es que durante el verano, período vacacional en los calendarios escolares, los alumnos se relajen un poco y se diviertan, y otra es abandonar por completo el estudio. La formación es un proceso constante y continuado y los alumnos que no acepten esto ni están en el buen camino ni llegarán al mejor puerto. ¿A quién corresponde esa labor de concienciación". Ese es otro asunto. Por tanto, desde mi óptica muy pesonal exámenes/pruebas o como queramos llamarlas, sí. En junio, en septiembre y cuando el profesor, que es el profesional que sabe de eso, lo considere oportuno. Saludos.

David dijo...

Supongo que estamos hablando de esenanzas medias.

OPINO

Examenes en septiembre y con dos o mas suspensas repetir curso. Lo que dice la gente que uno se lo juega a una carta no es del todo cierto. Si uno ha trabajado y ha asimilado los conocimientos, no tiene problemas. Claro es, que si uno ha estudiado parte de la asignatura, y en el examen justo le preguntan la otra parte. Eso ya es otra historia.

José Carlos dijo...

[SUGIERO]

Este ruego no es para tí Guillermo. Es para el resto de blogueros.

Es un lujo que el presidente de mi comunidad autónoma mantenga un sitio donde TODOS podamos verter ideas, o críticas, o lo que sea.
Es un lujo que él las lea y que de cuando en cuando extraiga de alguna de nuestras letras -las de la gente de la calle- alguna consecuencia, algún nuevo enfoque...

Por favor, no lo estropeemos, que no es fácil mantener este sitio, ni es fácil conseguir un punto de frescura y cercanía.

Guillermo, compañero, chapó!

Anónimo dijo...

Estimado Guillermo: Soy padre de un alumno de 2º de ESO.

OPINO:

Que no se deben consentir injusticias, abusos ni favoritismos, bajo las siglas de un partido demócrata, como el tuyo.

En el Instituto de mi hijo, ha promocionado una alumna, hija de un padre que tiene conocimientos, capacidades y ganas de luchar por ella, con tres asignaturas suspensas y después de llegar la reclamación a la Inspección de Cáceres, estos han dado la razón a la alumna, olvidando, por una vez, el corporativismo descarado, que en otras ocasiones similares, les llevó a proteger a sus compañeros, ante injusticias manifiestas, de las mismas características.
A pesar de que me alegra que esto ocurra, pues significa que, por una vez, se ha bajado del pedestal de endiosamiento a ciertos profesores y les previene ante el abuso impune de poder y la indefensión del más débil, también quiero ser la voz del resto de los chicos , que sin tener las mismas posibilidades, pues sus padres no están capacitados ni poseen los conocimientos adecuados, se han quedado en el mismo curso, repitiendo, sin que nadie haya hecho nada por ellos.
Lo que no es normal y demuestra la ineficacia de ciertos profesores, es que un curso con 23 alumnos, suspendan 21 y nadie evalue al docente por este vergonzoso fracaso en su trabajo .
Estoy de acuerdo con algunos comentarios que abogan por la evaluación a través del trabajo diario,esfuerzo y actitud de los alumnos, ya que no todos tienen las mismas capacidades y como mal menor, exámenes en Septiembre, que habrían evitado situaciones como la anteriormente expuesta.
Pido perdón por la extensión, el anonimato y por tratar cuestiones personales, pero que se pueden generalizar y están ocurriendo en muchos Institutos de nuestra Comunidad

Anónimo dijo...

OPINO que como sigamos sin respetar las 250 palabras y sin centrar el debate en el tema propuesto, vamos a cargarnos el blog.
SUGIERO, que pensemos primero antes de escribir.
Teresa.

Guillermo dijo...

Quiero felicitaros a todos porque creo que en general el tono medio y los contenidos se ajustan a lo que me gustaría que fuera este Blog.Algún amigo reprocha que la gente cuente su vida.Pues yo les invito a que lo hagan. Esa es la política de verdad.La que tiene que ver con nuestra vida, con los problemas del día a día,con la preocupación por lo esencial de nuestras existencias.
Os asguro que me han hecho reflexionar vuestros comentarios.Ya estan archivados e imprimidos y los aportaré como opiniones ciudadanas en su momento a los procesos de debates internos que tendremos.
Creo que es necesario diferenciar educación obligatoria y post-obligatoria.
Una madre comentaba que tiene tres hijos y son muy distintos.Esa es una de las claves de todo esto.Necesitamos profundizar en la individualización de la enseñanza.
Recordais cuando a veces entramos en la web en una página y pone "en construcción".Pues los niños y adolescentes están en "construcción".Por eso resulta difícil dogmatizar sobre que es mejor para unas vidas en construcción.
Pero esa es la gran responsabilidad.

Anónimo dijo...

Soy madre de tres adolescentes y opino:
1.- Defiendo los examenes de septiembre en la ESO ya que como comenté en otra ocasión la etapa de la adolescencia es una etapa de crecimiento y conflicto interior en nuestros adolescentes y hoy en día bastante mas compleja que la adolescencia de los que nacimos en otras generaciones.
2.- El esfuerzo conlleva recompensa, las merecidas vacaciones, pero el no esfuerzo si no hay pruebas en septiembre tal y como estan las cosas conlleva la misma recompensa, todo el dia sin hacer nada.
3.- Si la evaluación es continua para los alumnos tambien debería serlo para los profesores. En Peru, pais en una situación bastante distante de la nuestra en cuestión de progreso, se evaluará a los profesores cada cinco años, no estaría mal que aquí ocurriese lo mismo, la evaluación debería ser sobre actitudes y aptitudes pedagógicas, el buen profesor seguro que aprueba. Porque no hacemos como en finlandia, modelo a seguir en materia educativa.
4.- ¿Por qué en bachillerato si hay pruebas en septiembre, cuando los adolescentes son mas maduros, en la PAU también y en las enseñanzas universitarias?.
5.- El principio de equidad y la defensa de que el esfuerzo tiene recompensa queda invalidado en la ESO, al no permitirnos a los padres ninguna solución.
Un saludo de una madre.

M.A. dijo...

OPINO

Hola amigo Guillermo. Como profesor de un centro educativo de Extremadura, quiero hacer una pequeña reflexión con el ánimo de involucrarte aún más en la problemática real de los IES de Extremadura. Como todos sabemos, la indisciplina en las aulas está llegando a niveles muy altos en todas las regiones, incluidas las nuestras. Cada vez es más habitual ver a profesores incapaces de controlar grupos de 2º ESO porque 4 ó 5 chavales boicotean contantemente el proceso de enseñanza-aprendizaje que ese aula se intentar llevar a cabo. Sin entrar en las causas que lo producen, hago una pequeña reflexión: nuestra Consejera, Sra. Eva María Pérez, nos vende a bombo y platillo que la Administración va a hacer todo lo posible por reducir la conflictividad escolar (acuerdos sindicales, anuncios sobre lo importantes que somos los profesores, nuevos deberes y derechos de alumnos, facilidades para la elaboración de los expedientes disciplinarios, etc). Pero mira por donde, llega el inicio del verano, la planificación del curso que viene, y resulta que nuestra Consejería nos aprieta el cinturón y reduce en numerososo centros la ratio profesor/alumno. Es decir, quita varios profesores en cada centro aumentando por tanto las horas de clases de los que continuan o aumentando el número de alumnos por grupo y reduciendo los apoyos. Y es aquí donde me paro bruscamente. Cualquier docente sabe que un pilar básico para reducir la conflictividad es la de disminuir el número de alumnos por grupo. Claro, esto cuesta varios millones de pesetas más a la Administración por cada uno de los centros educativos. ¿A qué estamos jugando entonces, Guillermo? Un saludo afectuoso.

José Manuel Chapado dijo...

Estimado Guillermo,

Lo primero decirte que me alegro ver que, a pesar de haberse acabado el proceso electoral, tu web sigue activa.

En relación al tema del post, comentarte que como docente difícilmente es posible arreglar en dos semanas lo que no se ha trabajado en nueve meses, para poder sacar las asignaturas adelante hay que trabajarlas y para ello es necesario tiempo.

Aquellos que estudiamos la EGB teníamos una opción real de recuperar las posibles asignaturas suspensas tras un par de meses de estudio, casi siempre inducido por nuestros padres. Por ello, si queremos mejorar los resultados de la ESO, y que los exámenes de recuperación sean útiles, sería preferible desplazarlos al mes de septiembre.

José Manuel Chapado Regidor
Profesor de Geografía e Historia