El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: Toni, mujer de Almendralejo

viernes, 2 de marzo de 2007

Toni, mujer de Almendralejo

Mañana tempranito termino mi estancia en Almendralejo. Hay mucha gente en Extremadura (casi todos) que miramos con especial afecto y simpatía a esta ciudad. He comprobado la razón en esta semana que he pasado viviendo aquí. Ellos hacen lo propio con el resto de Extremadura. Días intensos.

Un pueblo que llegará a tener 50.000 habitantes en 15 o 20 años, os lo aseguro, y seguirá siendo para ellos "su pueblo", lleno de matices increibles. He estado con muchos y he aprendido de todos. Pero permitidme que me quede con las palabras de Toni, una de las mujeres que han estado en la reunión de esta tarde en el Conventual. Me decía: "Guillermo, te pido que no te quedes en las palabras". Estábamos hablando de la presencia de la mujer en la sociedad. Yo les decía que hemos hecho mucho camino entre todos y entre todas, pero que nos queda trecho por recorrer. Puse dos ejemplos sencillos:

  • Uno, de sitios influyentes.
    Gobierno Regional, Asamblea, PSOE, PP, IU, Diputaciones, Confederación de Empresarios, UGT, CCOO, CSIF, ASAJA, UPA, Cajas de Ahorro, Universidad, Tribunal Superior de Justicia, Fiscalía, Directores de Medios de Comunicación, Alcaldes de grandes ciudades...y más y más. Hombres por todas partes en las cabeceras de casi todo. Sólo la excepción que confirma la regla, la Delegada del Gobierno y la Alcaldesa de Plasencia -ciudades grandes-.
    Si dentro de unos años no hemos cambiado esta foto, algo habremos hecho mal. Por respeto a lo mucho que se ha hecho hasta ahora hay que cambiarla. Ahora tenemos la oportunidad que nunca existió.
  • Dos, de actitudes.
    Me decía Antonia, en una reunión con mujeres en Plasencia. Si a un hombre le duele la cabeza y va al médico, la primera vez que lo vé le manda una pastilla, y si le sigue, le hace un TAC. Si es mujer, la primera vez será por la regla, la segunda por la ovulación y la tercera por haberlas perdido.
    Toni me pide que no me quede en las palabras, y yo le pido a ella que me acompañe en esta tarea para que ni se me ocurra quedarme en las palabras.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hasta ahora tan solo han sido palabras, tu compromiso en otros temas pone un rayo de esperanza es éste. Me hubiera gustado que junto a la alcaldesa de Plasencia y a la delegada del gobierno estuviera alguna mujer como alto cargo de sanidad. En el nuevo gobierno, que será el tuyo, las habrá, tú sabes cumplir los compromisos. Un abrazo y sigue trabajando tan bien.

carmen dijo...

Como mujer, como socialista y como ciudadana extremeña, que siempre he creído en lo que has dicho, porque hasta ahora no me has demostrado lo contrario, te animo a que sigas trabajando como lo has hecho siempre: desde la convicción, desde la responsabilidad y desde el conocimiento de la realidad. Y una realidad es, que la presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad, tanto en la política como en el mundo empresarial, brilla por su ausencia. Estoy segura, que si es un compromiso tuyo, y en la medida en que esté en tus manos, esto no seguirá así cuando seas Presidente de todos los extremeños. Y si me permites un consejo: si dicen que "metes la cuchara", que sea verdad que la has metido.
Ánimo compañero.
Carmen

eva dijo...

Bueno, Guillermo, parece que la vida no te va sino que te lleva.
Echaba de menos las nuevas entradas en el blog.
Me gusta esta. Por los dos temas principales. Es verdad hay que ir más allá de las palabras, de lo contrario seremos un auténtico fraude.
Con la representación de la mujer en todos los ámbitos, también es preciso superar las palabras -el o/a con que se llenan nuestros escritos- y comenzar a trabajar para que todas esas mujeres válidas, formadas, con ganas de trabajar, empiecen a ocupar puestos de responsabilidad en la vida.

doctor sito dijo...

Me parece magnífico que la mujer asuma puestos de responsabilidad en todos los estamentos de nuestra sociedad.
Pero me parece ridícula la tan cacareada Ley de Paridad. Cada uno y cada una tiene que buscarse su sitio, independientemente de cuotas y porcentajes.
Si seguimos así, habrá que establecer cuotas para altos y bajos, gordos y flacos, rubios y morenos, etc.
Por cierto, el chiste de los médicos es de pésimo gusto. Actitudes como estas son las que hay que erradicar de nuestra sociedad.
Un abrazo.

eva dijo...

Vuelvo a entrar y, ahora, un poco preocupada.
No sé las visitas que tiene tu blog pero una entrada en la que se habla de la presencia de la mujer en la sociedad (el 50% de la población extremeña)que sólo tenga 3 comentarios y dos de ellos sean de mujeres... en algo estamos fallando todas/os.

Anónimo dijo...

hoy he con trastado y comprobado en Almendralejo con la carrera de las mujeres lo que es la ley de igualdad. Que Dios nos coja confesados que me conformo con el 50% para los hombres