El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: Morir trabajando

martes, 20 de julio de 2010

Morir trabajando


Hoy han muerto dos trabajadores en Alburquerque. 52 y 40 años. Quiero desde aquí enviarle mi más sentido pésame a las familias que ya les he hecho llegar a través del Alcalde. Morir trabajando es toda una paradoja. Morir con ocasión o a consecuencia de aquello que te ayuda a vivir. En ocasiones hemos reflexionado aquí sobre el valor del trabajo en sí mismo. ¡Qué lejos debería estar la muerte de todo eso y cómo aparece en ocasiones! Todo el esfuerzo que hagamos en la gran batalla contra la siniestrabilidad laboral es más que necesario. Dos trabajadores han muerto mientras trabajaban. Cada vez que muere un ciudadano en el "tajo", debe ser motivo de reflexión y acción colectiva.
Un abrazote
Guillermo

27 comentarios:

rasputín dijo...

En primer lugar, mis condolencias para con las familias de los dos fallecidos.
Morir trabajando, tú lo has dicho; y morir trabajando por 1.000€ al mes.
Casi todos los días mueren obreros, sobre todo en profesiones de riesgo como es la construcción o como es también la minería que le ha dicho al presidente del gobierno que allí no pinta nada, porque allí sólo hay gente obrera, gente trabajadora, y que si quiere caraba de su agrado pronto habrá otra reunión del
G nosécuántos.
Y esto es sólo fruto del desamparo en el que los maquinistas del PSOE tienen a la clase trabajadora española desde hace décadas, tirados como perros en los vagones de carga.
¡Cuán mal repartido está el mundo, y cuánto seguimos contribuyendo para que el reparto sea cada día menos equitativo!.
Al hilo de esto, decía hoy en El País uno de los padres de la Constitución, D. Gregorio Peces Barba, socialista clandestino en su momento (del PSOE, no del P$OE), que "el esfuerzo que pide el gobierno no roza a los sectores más pudientes y poderosos".
Verdad indiscutible esta afirmación, y dolorosamente creible cuando viene de alguien que sabe lo que dice, porque para recitar libretos de carrerilla cualquiera es válido.
La banca y el capital, como siempre, entre algodones; o el miedo es mucho o las prebendas son de órdago.
Es una indecencia que, con la que está cayendo, haya colectivos que perciban unas retribuciones del calibre de las de los controladores aéreos; incluso en época de bonanza, se debería trabajar para erradicar de una vez por todas estas situaciones que, rozando el surrealismo, no hacen más que potenciar y perpetuar las diferencias de clases dentro de la misma clase trabajadora.
Mientras tanto, hipocresía y demagogia a espuertas para el populacho.
Sed felices, si os dejan.
Lo de siempre, ya sabeis, con (c).
Fue un placer.

rasputín dijo...

En primer lugar, mis condolencias para con las familias de los dos fallecidos.
Morir trabajando, tú lo has dicho; y morir trabajando por 1.000€ al mes.
Casi todos los días mueren obreros, sobre todo en profesiones de riesgo como es la construcción o como es también la minería que le ha dicho al presidente del gobierno que allí no pinta nada, porque allí sólo hay gente obrera, gente trabajadora, y que si quiere caraba de su agrado pronto habrá otra reunión del
G nosécuántos.
Y esto es sólo fruto del desamparo en el que los maquinistas del PSOE tienen a la clase trabajadora española desde hace décadas, tirados como perros en los vagones de carga.
Al hilo de esto, decía hoy en El País uno de los padres de la Constitución, D. Gregorio Peces Barba, socialista clandestino en su momento (del PSOE, no del P$OE), que "el esfuerzo que pide el gobierno no roza a los sectores más pudientes y poderosos".
Verdad indiscutible esta afirmación, y dolorosamente creible cuando viene de alguien que sabe lo que dice, porque para recitar libretos de carrerilla cualquiera es válido.
La banca y el capital, como siempre, entre algodones; o el miedo es mucho o las prebendas son de órdago.
Es una indecencia que, con la que está cayendo, haya colectivos que perciban unas retribuciones del calibre de las de los controladores aéreos, que no hacen más que potenciar y perpetuar las diferencias de clases dentro de la misma clase trabajadora.
Mientras tanto, hipocresía y demagogia a espuertas para el populacho.
Sed felices, si os dejan.
Lo de siempre, ya sabeis, con (c).
Fue un placer.

D.Manuel dijo...

Mister President,siempre es triste la siniestrabilidad laboral,mi pesame para sus familias,y pienso en sus hijos,si los tienen,y lo poco que le va a llegar con la pension de viudedad.
Por lo demas,lo de siempre.TERMICAS NO.
Un zurdo,que no parara hasta que paren estos proyectos.

Anónimo dijo...

Todos sabemos lo que duele perder a alguien, esta cancion expresa lo que se siente cuando muere un ser querido, esta cancion vale mas que mil palabras!!!!

http://www.youtube.com/watch?v=tfOWd1bkGWc

Miguel trujillo
un abrazo

Anónimo dijo...

El más sentido pésame a dos personas muy conocidas en ALBURQUERQUE.

Saludos.

Vcn.

Fernando dijo...

Morir,... se ha de morir. Lo triste es morir a lo bobo. Lo abominable es entregar la vida por nada. Hay muertes que dan sentido a toda una vida. Solo le pido a Dios la dicha de morir por algo.
Ay,... "Santa Bárbara bendita, patrona de los mineros, mira, maruxina, mira como vengo yo,... traigo la camisa roja de sangre de un compañero,..."

ASCEN dijo...

Buenas tardes a toda la plaza por decir algo, pues el post que publica Guillermo, ademas de cierto es duro.El trabajo que estas personas realizaban a lo que dedicaban horas para poder seguir viviendo y manteniendo a sus familias es uno de los trabajos mas duros que te puedes encontrar.Mi marido empieza a la siete de la mañana y vuelve a casa a las 4, os puedo asegurar que no le apetece ni comer, ahora porque tenemos 40 grados pero en invierno tampoco es nada agradable y sobre todo cuando estas en el exterior.
Mi pesame para los familiares de estos dos Extremeños. Un besote a todos.

DE LOS GUSTOS Y LOS CAMINOS dijo...

Hasta siempre compañeros.

Añadido uno.¿Cómo andamos en materia de seguridad laboral?.
César S.L

yomisma dijo...

Mi pésame a sus familias porque son quienes más lo sentirán y mi pésame también a toda la clase trabajadora.

Con las altas cuotas de desempleo que corren y el miedo a perder el trabajo, vendrá también Presidente, unida de la mano la precariedad laboral, la falta de seguridad en el mismo y todo por llenar la nevera.

Quisiera pedirle a usted, Presidente, que tome las medidas que sean, para que "crisis" no vaya acompañada de "siniestralidad", y que no se escatimen medios, dígase por ejemplo: inspecciones de trabajo en materia de seguridad, al igual que no se escatimó medios para salvar a la banca cuando hacía "aguas".

Porque la "VIDA", señor Presidente, es el "bien más preciado".

Cruz Diaz dijo...

Mi mas sentido pesame a las familias.
Creo la concienciacion de la proteccion en el trabajo debe tomarse desde el propio trabajador y desde la propia empresa. Para despertar esa conciencia es bueno que haya campañas publicitarias en este sentido. Tan y como se ha hecho en el trafico. Traslademos esa experiencia de evitar muertes en la carretera a evitar muertes en el trabajo. Informacion y publicidad positiva, aunque a veces sea cruda. Si sirve para salvar una vida,bienvenida sea.

Anónimo dijo...

Mi pésame a sus familias porque son quienes más lo sentirán y mi pésame también a toda la clase trabajadora.

Con las altas cuotas de desempleo que corren y el miedo a perder el trabajo, vendrá también Presidente, unida de la mano la precariedad laboral, la falta de seguridad en el mismo y todo por llenar la nevera.

Quisiera pedirle a usted, Presidente, que tome las medidas que sean, para que "crisis" no vaya acompañada de "siniestralidad", y que no se escatimen medios, dígase por ejemplo: inspecciones de trabajo en materia de seguridad, al igual que no se escatimó medios para salvar a la banca cuando hacía "aguas".

Porque la "VIDA", señor Presidente, es el "bien más preciado".

Yomisma.

AndrEX dijo...

Antes que nada, quiero transmitir mi pésame a los familiares de estos dos trabajadores muertos, que descansen en paz.

Morir trabajando.

Uno se puede morir de dos formas, involuntaria y voluntariamente. La involuntaria, si ocurre en el trabajo la denominamos, accidente laboral.

¿ Como deberíamos llamar a la que ocurre cuando alguien en una empresa y de forma voluntaria destruye moralmente a un trabajador y como consecuencia de ello muere por infarto, por cáncer, por trombosis, por perdida de concentración por distres, etc…., en el trabajo o en su casa?. Yo lo llamaría asesinato.

Nos dices que no escatimemos esfuerzos para combatir la siniestrabilidad laboral, pero cuando se produce un caso como el del párrafo anterior, ¿quien se molesta en averiguar el origen de esa muerte, quien reflexiona sobre las leyes de acompañamiento necesarias que den soporte legal a esas averiguaciones?. ¿Que acción colectiva cabe en los casos que yo califico de asesinatos silenciosos ?.

La única acción colectiva que cabe solo la pueden hacer los políticos, pero parece que los poderes, llamémosles, oscuros; no lo permiten.

¿Por qué si no, el PSOE ha archivado ahora sus propuestas de ley sobre el Mobbing y que presento al parlamento español cuando gobernaba el PP ?.

Es necesario legislar en estos casos por la vía penal, no la laboral, pues la muerte no ha sido involuntaria, alguien ha tenido voluntad de acabar con la vida de otro alguien. Las luchas de poder, el salvar el puesto de trabajo, la envidia, el complejo de inferioridad, entre otros, son los desencadenantes en el entorno laboral de esas muertes laborales, no consideradas, accidentes laborales.

Pensándolo bien, no son accidentes laborales, simplemente son, asesinatos laborales; que habría que sumar a las cifras que se nos comunican para saber cuál es la situación de mortandad laboral de este país.

Andrés Ramos
Hijo de emigrantes extremeños
Barcelona

Rosa dijo...

Mi más sentido pésame a esos dos trabajadores y a toda su familia.

La muerte nos llega cuando menos lo esperamos....

Como dice mi querido Fernando: Morir,... se ha de morir. Lo triste es morir a lo bobo.

Un besito Rosa

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Sobre todo porque muchas veces resulta obvio que se podía haber evitado. Creo que ha habido un notable cambio en la apreciación de esta problemática en los últimos diez años, pero queda mucho por andar. Pero pienso que lo más difícil es cambiar mentalidades, y ahí se ha avanzado mucho.

Helios dijo...

Mis condolencias y apoyo a familiares y amigos.

Nunca se sabe en estas circunstancias si de haberse tomado medidas preventivas se habría evitado el drama y especular sobre algo así, en estos momentos, pero en este país se ha de avanzar muchísimo en medidas de seguridad en el entorno laboral.

Saludos

Anónimo dijo...

Sr. Presidente, al final ¿viajó a Bruselas?, porque Monago viajó de vacaciones. Uno por irse y el otro por no irse, así nos luce el pelo a los Extremeños. Las cosas hay que preveerlas con tiempo. La verdad es que aún hay personas que mueren en el tajo, pero son los de siempre. La crisis "pasará", y es posible que pronto no nos acordemos, porque habrá gente que se dedique a hacer que nos olvidemos. ¿Habra servido de algo? pues si... para hacer más pobres a los de siempre, para que perdamos derechos y dignidad. A mi que no me vengan ya los Socialistas con "historias". ...estaba pensando.

just in time dijo...

El precio de la vida, y el que NOSOTROS le damos.....

En primer lugar, ánimo a la familia de estos trabajadores y fuerza para continuar pensando que la vida tiene sentido y nosotros, los que estamos aquí y podemos disfrutar de ella debemos darselo cada uno desde el lugar que ocupa.

La vida es maravillosa, tiene un precio incalculable. Disfrutar de las pequeñas cosas, sentirse querido, amar sin recibir nada a cambio... No le pongamos el precio de la muerte por cometer imprudencias.

Aunque no conozco a esta familia, me siento con pocas fuerzas para escribir porque una tragedia así, duele a todos. Solo deseo, que cada uno ponga freno como pueda y desde donde pueda a la siniestralidad laboral, quizá si vamos todos a una consigamos algo más.

Just in time

Jose Luis dijo...

¿POR QUE PRESIDENTE?
¿POR QUE NOS TOCA SIEMPRE A LOS MISMOS SUFRIR SIEMPRE LAS DESGRACIAS?
¿POR QUE Y PARA QUE ?
un fuerte abrazo para estas familias
jose luis
comitemonprint

Ivan dijo...

Lo siento por ellos, y sobre todo por sus familias que son las que se quedan aqui llorando la perdida.

Pero la foto que ilustra el tema lo dice bien claro:
¿Hasta cuando?

Yo se lo digo.
Hasta que las autoridades laborales se lo tomen mas en serio (o se lo hagan tomar mas en serio a las empresas).
Y hasta que los trabajadores NO nos tomemos a la ligera los riesgos de nuestros trabajos.
Para eso tambien estan los sindicatos y los delegados de prevencion de riesgos laborales, que muchas veces no ponen los medios a su alcance para evitarlos.

Tomemonoslo en serio de una vez.

Antonio dijo...

He sido obrero de la construcción, ya jubilado y es una pena como se trabaja, sin una seguridád ya que no se puede exegir mucho pues si lo haces ya sabes, te espera, el despido.
Los sindicatos que dicen que estan para defender al obrero no hacen nada, pues consienten que el horario de tarde empieze a las tres de la tarde, con la calor que hace y siendo un riesgo grande para la seguridad.
Y ahora las viudas recibiran una pension de pena y el gobierno que se dice SOCIALISTA se quedará tan tranquilo.
Mi pesame a lños familiares

Ana Pérez dijo...

La lucha contra la siniestralidad laboral ha de ser una prioridad para un gobierno socialista. La vigilancia del cumplimiento de las normas en materia de prevención de riesgos un deber inexcusable para un gobierno de izquierda. Los accidentes laborales no ocurren por casualidad, han de concurrir una nube de causas (de incumplimientos de normas de prevención) que van a provocar el accidente.
Si desde los poderes públicos no se hace lo suficiente dotando de los medios necesarios a la Inspección de Trabajo y dando directrices claras a la Fiscalía para que se persigan los delitos contra la seguridad de los trabajadores, tendremos el terreno abonado para seguir sumando inválidos y muertos a causa del trabajo.
¿A quién beneficia este laissez faire? Indudablemente a los empresarios, que pueden estar bien seguros de que ahorrar en prevención sale a cuenta: lamentablemente es más barato pagar las sanciones que impone la Inspección que gastar parte de sus beneficios en proteger a los trabajadores.
Un panorama lamentable sobre el que nuestros gobernantes deberían reflexionar y poner manos a la obra.
Gracias Sr. Presidente por dejarnos abierto este foro para intercambiar impresiones. Es un gesto que le honra.

feluky dijo...

Acompañemos en el dolor a las familias.

Abrazos.

Miguel dijo...

Desde luego los únicos que entendían la vida... los ricos de Bejar. En el Colón hasta las 5 con el aperitivo, a comer y siesta... copas en el Colón hasta...

El resto...? la auténtica desgracia para poder comer, beber, jod...

joaquin dijo...

Vaya por delante mi más sincero pésame a los familiares y amigos de las dos personas fallecidas.
Siniestrabilidad laboral y precariedad laboral, van casi siempre unidas. Y los momentos de crisis económica y de paro alarmante hacen que los que más necesitan un trabajo, los más desprotegidos, los que sienten la necesidad cerca de los suyos hagan lo que sea por llevar unos euros a casa.
Este es un asunto de tod@s, y nos afecta a tod@s. A nadie le debe costar la vida trabajar. Que paradoja, trabajar para vivir = morir para vivir (no puede ser). Trabajar es un derecho, y el trabajador debe contar con todos los elementos de seguridad y protección necesarios para desarrollar su oficio con las máximas garantías.
No dejemos de trabajar tod@s para que tod@s podamos trabajar para vivir mejor.

Saludos.

Carlos Méndez dijo...

Hoy puede ser un gran día,
plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.

Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.

No consientas que se esfume,
asómate y consume
la vida a granel.
Hoy puede ser un gran día,
duro con él.

Hoy puede ser un gran día
donde todo está por descubrir,
si lo empleas como el último
que te toca vivir.

Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol
y no dosifiques los placeres;
si puedes, derróchalos.

Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día
date una oportunidad.

Hoy puede ser un gran día
imposible de recuperar,
un ejemplar único,
no lo dejes escapar.

Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para ti.
No lo mires desde la ventana
y siéntate al festín.

Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día
y mañana también.

Hoy puede ser un gran día
duro, duro,
duro con él.


serrat y sabina

Encarna rabanal dijo...

Mi pésame a sus familias que lo deben estar pasando muy mal.
Yo no sé el caso de estos obreros pero se ve, en muchas ocasiones, que no trabajan con las debidas garantías.
Muchas campañas se deben hacer aunque sean tan duras como las de tráfico acompañadas con medidas de inspección.

José Viera Gutiérrez. dijo...

LA GRAN PELEA DEL TORO BRAVO: Por José Viera Gutiérrez.-

-Consulting-”: ¡Viriato!,¡Atención! : Estoy viendo con el tele-objetivo allí, en la ladera florida, como bajan los “alba-sierradas”; el micrófono direccional, registra unos bramidos, cada vez más fuertes. ¡Mira!,¡Mira! ¿Ves?,¿Qué ves?”

-Viriato-”: ¡Son toros! ; Antes que estén más cerca, haremos fotografías, por sí tenemos que huir; Quiero verlos con todo detalle, describirlos para mís lectores, ¡qué gocen con verdadero placer!, Dé estas bellas imágenes.
Vienen las manadas, por distintas veredas; sus mugidos, en algunos casos distintos: ¡Múujj!!,Múujj!, Por otro sitio se oyen así: ¡ Muóffjzjj! ¡Mouffj!,¡Muojjuff!! Sus fuertes bramidos retumban en los valles; el eco se oye muy lejos. Todas las vacadas, oyen estos mugidos y acuden a la llamada.

Las manadas vienen completas con sus camadas: las vacas madres con sus becerras, becerros, toros, novillos y el Semental. Hay toros que mugen y, brahmán rugiendo, mirando a su alrededor, al cielo dirigen su cabeza, como si quisieran meter su hocico en la portona de San Pedro.
.Vienen oliendo desde muy lejos, la mucosidad de los genitales de las vacas, quieren saber sí ya estan en celo. Tienen que aparearse, las peleas serán a muerte, por su harén, demostrará el ganador qué puede ser el jefe de la manada. Cuando todas las manadas estén reunidas, los contrincantes harán saber con sus rugidos que quieren pelea. Los Sementales jóvenes, sé estan retando unos a otros. Los bramidos son muy fuertes. Algunos corren desde lejos, no quieren perderse la gran lucha por el poder, y, para ser el Semental.
VER TODO EL ARTÍCULO Y LAS BELLAS IMÁGENES EN MÍ WEBS:
www.viriato-viera.com