El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: Las tradiciones

domingo, 7 de noviembre de 2010

Las tradiciones

En estos días se viene discutiendo a propósito de la posibilidad de modificar el orden de los apellidos, que sea primero el del padre o el de la madre según acuerden los padres, y que si no hubiera acuerdo, cosa extremadamente rara aunque no imposible, que no sea imperativa la prevalencia del apellido paterno sino el orden alfabético. Es un criterio. Que sea el paterno no es un criterio, sino una superioridad. Debemos aceptar que cada uno piense como quiera. Incluso que se apele a la tradición. Pero la tradición es, en muchas ocasiones, algo a proteger, y en otras a cambiar.
Hubo un tiempo en que la tradición era que la mujer no pudiera votar. O que para abrir una cuenta corriente le tuviera que pedir permiso al marido.
Tradiciones que enorgullecen y nos hacen sentirnos nosotros, sí. Tradiciones como excusa para que se mantengan priviegios de género, no.
Y ya sé que en tiempos con tantos problemas esto puede parecer anecdótico. Pero no es ninguna anécdota. No hay más que leer estos días lo que algunos dicen.
Un abrazote
Guillermo

61 comentarios:

Cordocacereña dijo...

Las tradiciones, como las costumbres, son buenas o malas según nuestra propia subjetividad.

Sin embargo, la bondad de las tradiciones o costumbres no debe afectar ni a la libertad de las personas, ni a sus derechos ni obligaciones. Que los apellidos sean un derecho y que el orden de prioridad lo determine la condición masculina no tiene porque seguir siendo así. Hay cosas que la gente dice: "como siempre se ha hecho así...." pues afortunadamente, se evoluciona. Por esa regla, las personas trabajadoras seríamos esclavos de la casta de priviligiados.

Ya hay comentarios difamatorios que cuestionan la conveniencia de tratar el tema. Sin embargo, se obvia que en primer lugar se tratan los problemas graves, SE PUEDE CON TODO. En cambio otros, están metidos en la cama....ya que no les interesa tratar ningún problema, ni grave, ni leve.

Ánimo y fuerza. Un placer verte. Muchos besos, Carmen.

Anónimo dijo...

Buenos días, Guillermo! Estoy de acuerdo contigo, aunque creo que estarás conmigo en que hay mejores formas de hacer las cosas, y sobre todo, de transmitírselas a la gente. Los asesores de comunicación del gobierno lo hacen, a mi juicio, francamente mal. El "lanzar una idea, y a ver qué tal sale" lo único que hace es abrir debates falsos y cabrear al personal. Pasó con la reforma de la ley del aborto, con la reforma de las pensiones y con la reforma laboral en la semana negra del gobierno, y vuelve a pasar ahora. ¿A qué viene concretar lo del orden alfabético? Para qué, para generar debate en los bares? Desde luego, a veces pienso que la oposición tiene a alguien colocado cerca de Moncloa.

Anónimo dijo...

No está mal ir modificando "cositas" para que estallen por los aires del cabreo contenido, pero si además de la escasa maniobra legislativa debemos soportar que hasta el Papa venga a echarnos la bronca con un mitin (no homilía) tea party, no sé si compensa o vale la pena seguir nadando. Mejor adelantar las elecciones y que se cumplan tantos "deseos". Me agota andar entre tanta porquería. Además, según he leído Caamaño es masón (manda huevos que diría Trillo)ni judicialmente es posible una frenada.

Salud-os Isabel P.

rasputín dijo...

En las tradiciones, como en todo, pienso, con el permiso del Moderador y del respetable, que para gustos, los colores.
Estimo que es una indecencia de órdago, con la que nos está cayendo encima, darle la importancia que se está dando a la posibilidad de inversión del orden de los apellidos.
Muchos matrimonios separados utilizarán esta herramienta como arma arrojadiza hacia su ex-pareja; y si no, al tiempo.
Otra estupidez suprema es la que se nos dispensa desde la RAE de la Lengua, cambiando el nombre a algunas letras por aquí, suprimiendo acentos por allá, como si no tuviéramos otras cosas mejores y más importantes en que pensar, y que de seguro serán más rentables para el día de mañana.
Otra tradición que detesto al límite es la de la celebración de los "quintos" y las "quintas", cuando ya hace muchísimos años que se suprimió el servicio militar obligatorio.
A mí me sortearon en Madrid, estuve 14 meses en un cuerpo de élite del ejército español y lo único que celebré en todo ese tiempo fue cuando me dieron aquella cartilla blanca y emprendí el camino hacia mi casa.
Yo, a esta gente que celebran esta festividad, caracterizada sobre todo por la infamia que, por parte de algunos individuos, se dispensa, de manera gratuita hacia algunos animales y hacia los bienes de todos, les obsequiaría, ya que celebran ser "quintos", con un añito de servicio militar obligatorio; veríamos si seguían teniendo ganas de celebrar.
Por eso digo que las tradiciones deben ser tratadas y valoradas desde un prisma muy personal.
Yo amo a los animales, y lo sabeis; pues bien, se acerca la época de las tradicionales matanzas, y yo no entiendo cómo una persona puede criar a un animal, cariñoso e indefenso, para luego darle muerte de la manera más vil; no lo entiendo, como nunca encontraré el más mínimo de humanidad y de progreso en el asesinato sistemático de un noble animal en tandas de 6 por parte de un grupo de individuos vestidos de payaso.
Para mí, una tradición entrañable es ir todas las mañanas a dar un beso en la frente a mis viejitos, me sale del alma hacerlo.
En fin, que tengais una feliz semana, si os dejan.
Y salud y libertad a espuertas, con comuelgo. (c)raspu2007.
Fue un placer.

alfonso dijo...

En las tradiciones que enorgullecen y nos hacen sentirnos nosotros estan los toros,pregunto.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Muchas de nuestra tradiciones lo son porque, en su momento, sustituyeron a tradiciones anteriores.

Entonces, ¿por qué razón no podemos iniciar hoy lo que para nuestros biznietos podrá llegar a ser (o no) una tradición?.

El adjetivo histórico podemos documentarlo en el pasado o iniciarlo y proyectarlo hacia el futuro. En cualquier caso, dejémonos guiar por la máxima de "lo razonable". Tirar una cabra de un campanario no lo era a pesar de llevar haciéndose desde hace un siglo.

Pedro Centeno dijo...

Un día de estos tendríamos que debatir seriamente sobre qué tradiciones y qué costumbres merece la pena conservar y cuáles no. Nos llevaríamos más de una sorpresa.

Tony Méndez dijo...

No si al final todos vamos a llevar un nombre femenino, a este paso… reverenda jodiura. En el 99% de los países europeos, solo hay nombre y un apellido, el del padre y ninguna feminista se mete con el tema, aquí ¡hala! a machacar y desviar la atención de la crisis y el paro. En cualquier país europeo cuando una pareja se casa, la mujer tiene tres opciones, adquirir el apellido del esposo, quedarse con el de soltera o el de soltera guión y a continuación el del esposo, pero los hijos automáticamente adquieren un solo apellido, el del padre, y nadie protesta pero es más, voy a meterme en la sesuda/o que ha iniciado este cuento ¿por qué no seguir la tradición y cuando los hijos sean mayores que se pongan el que les de la gana? El del padre, la madre, el vecino… que a buen seguro que en muchos casos sea el que le viene mejor…

Digo más, cuando sea mayor el hijo/a, podrán buscar a Gutiérrez Tibón (sin ninguna dificultad hoy en internet) y ayudarse del significado de su apellido. Este señor ha realizado un trabajo precioso por ejemplo mi apellido Méndez, de Mender, verbo anglosajón: Mend, que significa componer o conciliar…etc, es decir, “soy un conciliador”

Pero parece fue doña Urraca, Reina de León y de Castilla (1109–1126), la que iniciara para distinguir a los que tenía el mismo nombre, poniéndole el apellido de donde procedía y han pasado muchos cientos de años, pues dejemos la cosa como está, que no está el horno para solo bollos.

Isabel Salas dijo...

Creo que el orden de los apellidos es una reivindicacion del movimiento feminista muy antigua y poco a poco nuestros /as representatantes politicos/as se han dado cuenta y han valorado la accion discriminatoria hacia la mujer con la imposicion de poner en primer lugar el apellido paterno. Hay tradiciones que como bien dices Guillermo, si son injustas hay que romper, como tirar cabras de un campanario, El patriarcado ha desaparecido de nuestra sociedad, o va desapareciendo, y pequeños detalles como poder decidir el orden del apellido son señales que contribuyen a una sociedad mas justa. Es mas, yo seria mas radical y pondria el de la mujer delante, al fin y al cabo, es cierto que sin el padre no puede haber hijos e hijas, pero las madres lo llevamos 9 meses en nuestro vientre, los alimentamos a través de nuestras carnes, de nuestra sangre, parimos, amamantamos, cosas que por mucha corresponsabilidad que haya, solo puede ser realizada por una mujer. Eso si, lo del tema del alfabeto como elemento sentenciador, no me gustaria, buscaria nuevas formulas, como apellidos poco usados, aunque sea algo mas subjetivo. Un saludo a todos y todas

Fernando dijo...

Ser el marido no es exactamente ser el padre. El apellido es prurito de maridos. Incluso ofendidos. Pedrea de consolación. El derecho a que los hijos de tu esposa lleven el apellido del señor ese que cena en casa. Hasta que el divorcio los separe y sea quien sea el padre. Eso era discriminación positiva que se dice ahora.
En fin, yo, para lo que hay que ver, casi prefiero que se pierda mi apellido. Por mí, como si se quedan con el tablero y las fichas.
Lo ideal es abrir cuenta y hacerse clienta de un banco de semen. Y te evitas soportar panolis.
Ah, y lo del orden alfabético será un criterio, sí, pero bobo.

JESÚS RAMÍREZ dijo...

Hola Guillermo y a todas y todos.

En mi opinión este asunto tiene poco recorrido. Si no hay acuerdo, veo más adecuado que sea el azar y no el orden alfabético, quien dirima la cuestión.

Que todas y todos seáis felices.

Conce Méndez dijo...

Buenas tardes a todas....y a todos

Yo no llamo tradición a que el primer apellido sea el del padre, yo lo llamo DESIGUALDAD.

Y esas desigualdades deben de terminar, desde la Educación y las Leyes, le pese a quién le pese a nosotras ya NADIE nos dice dónde, cómo y cuándo, ahora somos nosotras las que decidimos, y si no nos dejan denunciaremos, nos rebelaremos y lucharemos por cambiar nosotras "las tradiciones".

No es una tradición vivir humillada, maltratada y al final asesinada, y peor aún tener que escuchar "se lo merecía" "algo haría" y cosas por el estilo...por favor...MAS RESPETO ante todo somos personas.

En tiempos difíciles hablar de Igualdad no es una anécdota amigo Guillermo, es tan importante como hablar de empleo, pues ya sabes dónde nos encontamos las mujeres en esas cifras que tanto nos preocupan.

Feliz domingo.

anselmo dijo...

Las declaraciones de hace una semana, nos descubren una agenda oculta. Lo que haría la derecha en caso de gobernar. Me quedé preocupado por lo que decía, pero también por lo que ocultaba, como gallego que es.
Pero también me queda preocupado, que nuestros argumentos estén en exceso, relacionado con algunos opinadores de los medios, porque ese quizás no sea el debate que entiende y que preocupa a la gente de la calle.
Buena semana.
Anselmo.

Javi dijo...

Para mí es un debate poco interesante.Eso se puede hacer ahora,si hay acuerdo.Por otra parte no vea la supremacía de uno sobre otro,el primero sobre el segundo.A mi,en el colegio,me llamaban por el segundo apellido y en tu caso ya ves.Se suele decir"el presidente Vara" y todo el mundo te relaciona,no sería lo mismo si se dijera "el presidente Fernandez".Solo serviría para que algunos apellidos no se extinguieran. Saludos

Ricardo dijo...

Tengo que reconocer que la tradición masculina del apellido, pensándolo bien, pudiera ser machista, pero la verdad es que me la trae al fresco. Mi tradición consiste -la causa la desconozco-en el nombre y de eso no se dice nada, así que no me afectará.
De todas formas, algo que parece lógico -aunque a mí me dé igual-está levantando ampollas hasta en este blog, donde muchos se la cogen con papel de fumar.
Como alguien diga "hola" seguro que los de siempre dirán que esa palabra no la decía Pablo Iglesias.
¡Tiemblo porque desaparezca mi apellido!. Así no salimos de la crisis.
Un abrazo y que la próxima propuesta sea "que el hombre no colabore en casa": ¡que curre igual que la mujer!.

Fernando dijo...

Perdonad si he sido un tanto grosero. Pero estoy investigando mi arbol genealógico y me pregunto en qué momento quien se supone fue padre no lo fue. Puede que esté investigando ascendientes de quien no es ascendiente mío. En fin, en alguna medida estoy con Isabel,es más difícil que tu madre no sea tu madre. Así que casi mejor llevar su apellido. De momento, que de aquí a nada bastará con un número. O chip.

D.Manuel dijo...

Mister President,temas banales.Precupa mas,a los ciudadanos otros temas,por estos lares,por ejemplo,la opcecacion que tienen ustedes por implantarnos las PROBLEMATICAS TERMICAS,por aqui es un asunto de suma importancia,pero por lo visto prevalece mas el interes de unos,por encima del clamor popular.
La historia juzgara.
TERMICAS NO.
Un zurdo,al que el orden de los apellidos le da igual,es solo humo.

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

Yo creo que este asunto, efectivamente, no merece tanta discusión, por ser obvio (más allá de la solución del orden alfabético, manifiestamente mejorable).
Pero las categorías "tradición a respetar" y "tradiciones que no hay que respetar" sí me parece más debatible.
En resumen, yo creo que las tradiciones no son respetables, si por respeto se entiende merecedoras de existencia y de continuidad. Más bien es al revés, las tradiciones no merecen el mejor respeto per se, sino que han de ganárselo todos los días.
A mí me gusta escribir con estilográfica y no creo que eso sea respetable, sino un mero placer individual.
En resumen.

feluky dijo...

¿Si quitamos las tradiciones, que argumentos les dejamos a los fachas para defender lo indefendible?

Si es que al final os lo cargareis todo, con lo bonito que quedan esos apellidos compuestos de los señores de familia bien. ¿Ahora como se distinguen del resto de los mortales?

Saludos.

guepaloma dijo...

me parece una auténtica gilipollez este debate bizantino. hay tantas cosas importates que debatir en este país de imbéciles que lo de los apellidos es mera anécdota. saludos

MACTIERRA dijo...

Buenas noches a todos/as.

Con todo mis respetos, ¡vaya jodiura en los tiempos que corren!. La posibilidad de cambiar el orden de los apellidos ya estaba abierta hace tiempo, lo que se propone ahora es el orden alfabético para cuando no haya acuerdo. Estupendo. ¿A cuantas personas afecta esto en España?.

No me explico como hemos podido sobrevivir en España tantos años con el problema del orden de los apellidos.

Sigan , sigan, mareando la perdiz.

Buena semana.

Anónimo dijo...

Chema.

Voy a tratar de ser claro.

Me parece una tonteria sacar este tema, creo que no era necesario.

¿por qué no se cambia la ley del menor?

Hoy en un parque, concretamente el de los Álfereces Provisionales de Badajoz, se han puesto a jugar al futbol, se han enefrentado a la gente que estaba allí con sus hijos, y encima querían que los padres y madres que estaban sentados se quitaran porque ellos estaban jugando al futbol, se han encarado con toda la gente.

Y encima si le dan un pelotazo al carrito con el bebé, la culpa es del padre o de la madre por estar en medio de estos putos niñatos.

Eso es lo que teneis que hacer, cambiar las leyes para que los ciudadanos nos encontremos más seguros en las calles y dejaros de gilipolleces de apellidos, y cuando hayais hecho que nos encontremos más seguro, que podamos estar en los parques sin que ningún niñato mal educado te joda la tarde, y trateis temas más urgentes cambiais el orden de los apellidos.

Mientras, tanto, trabajad en cosas serias y dejaros de tonterias que muchas veces no se sabe para que estais los políticos, si para arregalar los problemas de la gente o para crear problemas.

Un saludo.
Chema.

jlrz dijo...

Pues nada, sino existe acuerdo entre los padres irán desapareciendo los apellidos Zapatero, Vara, Rubalcaba, Valbuena…, e irán permaneciendo Aznar, Bujalte, Cospedal…,Y seguro, que algunos reaccionarios seguirán pensando que esta norma es una conspiración judeo-masónica de los socialistas, menos Rajoy- que también desaparecería, el apellido-, que por fin se levantó de la cama el domingo pasado en El País, para enseñar la patita, y vaya patita sin harina que enseñó ¡pobres cabritillos como le abramos la puerta¡

Por otro lado, estoy de acuerdo con Fernando. el posicionamiento numantino de algunos es un prurito de hijosdalgos, en lo que no nos parecemos en nada a nuestros hermanos portugueses, donde prevalece en primer lugar el apellido de la madre, y se pueden tener hasta los cuatro apellidos. O en Alemania que solo llevan un apellido, indistinto, del padre o de la madre, o en Inglaterra…

Un fraternal saludo a tod@s.

Javier Rodriguez dijo...

buenas a todos,
Yo lo dejaría como está y que sean los padres los que se pongan de acuerdo. Creo que si son capaces de ponerse de acuerdo para tener un hijo, tambien lo serán para elegir el orden de los apellidos.
Otra opción podría ser que se elimine la obligación actual de poner el mismo orden de apellidos que se decida en el primer hijo para el resto. Puestos a ser iguales por qué no puede haber un orden en un hijo y otro orden de apellidos en el siguiente.
Tengo dos hijas y me gustaría que no sufran nunca discriminaciones de ningún tipo, pero reconozco que en algunas cosas nos estamos pasando. Lo digo por lo farragoso que me resulta entender un texto de los de ahora: "Se comunica a todos/as los/as trabajadores/as que no se encuentren inscritos/as en la... que los/as hijos/as necesitados/as, sean llevados/as y colocados/as...
Por supuesto tampoco procede el uso que se hace de la @ que no es un sónido que se pueda leer.
Mi opinión y ya termino, es que debemos ser incluyentes y no sacar las cosas de contexto, por eso siempre saludo en mis comentarios con un buenas a todos. Seguro que ninguna mujer ha dicho nunca "este comentario es sólo para hombres". Supongo que en el término medio está la virtud, por ello, no está mál lo que practica Guillermo haciendo una introducción o despedida incluyente en la que hace mención expresa de los dos géneros, y durante el mensaje, no mete un lenguaje no entendible.
buena semanita para todos y para todas.
javier.rodriguez

AndrEX dijo...

Personalmente he visto registros civiles y eclesiásticos del siglo XVIII donde ya existía la tradición de que si la madre de la criatura era noble o adinerada y el padre un currito normal, se ponía al hijo, primero el apellido de la madre y luego el del padre. Solo por aquello de que poderoso caballero es don dinero.

También es una tradición y porque no, otra solución.

Ya se sabe, quien paga manda.

Andrés Ramos

Nieves dijo...

Ya hace años que uno puede cambiar el orden de sus apellidos... no sé a que viene tanto revuelo...

Y me parece una honrada forma de atacar a la desigualdad y defender a aquellas mujeres que sufren un malatrato... la mayoría de las veces el maltratador habla de ellas como si fueran de su propiedad... y la pérdida del apellido puede incentivar estos pensamientos...

Yo abogo por la libertad de decidir en la pareja para esos somos personas y libres AMBOS... ¿alguien lo pone en duda?...

Saludos y abrazos. Nieves.

Anónimo dijo...

Querido presidente.
Creo que hay que diferenciar entre tradición y Ley "La filiación determina los apellidos con arreglo a lo dispuesto en la ley."
Ya que las tradiciones "Tradición es el conjunto de bienes culturales que una generación hereda de las anteriores y, por estimarlo valioso, trasmite a las siguientes."
De lo contrario todas nuestras leyes serían tradiciones.
Y que conste que a mis hermanos y a mi nos conocen por el apellido de mi Madre y es un orgullo que me llamen por él.

VIENTOS DE MOLINO (por una vez) dijo...

Quérido Guillermo Vara Fernández,

Sí, tienes toda la razón. Con los tiempos que corren parece anecdótico.

Aunque el orden de los apellidos no cambie a las personas, sí que será diferente. En otros casos, menos anecdóticos, el cambio de orden no altera el producto:

* 122.209 parados = parados 122.209
* fracaso escolar = escolar fracaso
* descenso poblacional = poblacional descenso
* mala gestión = gestión mala
* ...

moldevie@hotmail.es

Conce Méndez dijo...

Buenos dias a TODOS...y a TODAS

Sin un cambio de mentalidad no hay cambio posible que nos iguale, el tan discutido apellido no es más que una amenaza para algunos.

Tan simple, tan normal, como que yo fuera Casco en vez de Méndez, por eso no es menos mi padre, ni será más mi madre en el caso de que algún día me diera por cambiarlo, sólo es cuestión de un derecho y que lo ejerza quien le dé la REAL GANA.

En este PAIS, cuando hablamos de IGUALDAD saltan las "alarmas machistas" sean peperas o socialistas, el MACHISMO por desgracia no tiene color, pero hay que reconocer que algunos rojos ven en la mujer algo más que una mercancia, un objeto, una propiedad, un cuerpo, una esposa dulce, fiel, sumisa, y todos esas TRADICONES que algunos prefieren mantener POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS....

Señoras, Señores...las mujeres estamos en CRISIS desde hace muuuuuuucho tiempo y aquí estamos en el año 2010 debatiendo IGUALDAD.

Si en el Diccionario se definiera al HOMBRE PUBLICO, como se define a la MUJER PUBLICA otro "gallo cantaría"...así que no me digan los más "machos" del lugar, que hablar de DERECHOS es "ocultar lo importante".

Saludos a TOD@S

Helios dijo...

En mi opinión no es malo hacer ajustes para que las tradiciones vayan con los tiempos y de hecho es lo que siempre se ha hecho, unas veces de manera premeditada y ordenada y otras más bruscamente.

En ese sentido, aunque hombres y mujeres somos diferentes, aunque algunos parecen no querer darse cuenta, no han de ser distintos los derechos de ambos, ni las obligaciones y el hecho de que el primer apellido de los hijos sea el paterno pudiera ser interpretado como un desequilibrio en los derechos, por lo que parece pertinente adaptarlo a los tiempos.

Ahora bien, en los tiempos que corren, que lo son de crisis profunda en la que está en juego la calidad de vida de millones de ciudadanos, la continuidad de los servicios universales que garantizan –más o menos- la igualdad de oportunidades y precisamente de derechos o en la que se está poniendo de manifiesto que regiones como la nuestra deben revisar urgentemente su modelo de desarrollo porque tal vez el actual sea incompatible con su geografía, con su dispersión humana, con sus vastos espacios desiertos, tal vez no sea oportuno dedicar energías a asuntos que no sean verdaderamente urgentes y cuyo objetivo no se aportar algo de luz en el túnel en el que hemos entrado.

La sociedad que hemos construido se está resquebrajando, enemigos poderosos a los que sólo importa el dinero y el poder, no dudan en dinamitar los cimientos de la igualdad, la libertad, la solidaridad, la educación y la sanidad universales ...

... no dediquemos energías a cuestiones que aun siendo importantes, no nos ayudarán a ganar esta guerra, ni dediquemos los recursos del estado a cuestiones que no están en la agenda de los ciudadanos, mientras se recortan derechos por doquier.

Tiempo habrá, cuando salgamos de ésta, de dedicarnos a estos pasatiempos, si no nos han dejado en una situación que nos haya doblegado para siempre..

Saludos

MACTIERRA dijo...

Buenos días a todos.

¿Alguien cree que el orden de los apellidos se estableció ó se mantiene por una tradición?.

Vamos a ver si no mezclamos las cosas y opinamos con un poco de conocimiento de causa, porque si no podemos encontrarnos con "perlas" como la de FELUKY, que mete en el mismo cuenco a fachas, apellidos compuestos y tradiciones, los agita bien y le sale una pócima incomible y caducada. Hay un bonito y rotundo refrán que dice "Que tendrán que ver los coj.... para comer trigo". Pues eso Sr. Feluky.

Por si acaso: en mis apellidos no existen "de", ni "y", ni "de la", ni guiones, ni nada parecido. Estoy entre los más repetidos de España.

Saludos.

Garzo dijo...

Hola extremeños

No es que este tema sea una gilipollada, la gilipollada es que el PP se opone a todo lo que propone el PSOE. Porque este tema no tendría que estar en primera pagina de los periódicos. Y luego veo a tal Pons ese criticando a Rubalcaba porque se reúne con las juventudes socialistas. Creo que no las tienen todas consigo. Con que ahora les están respondiendo a todo lo que dicen ellos, están acojonados.

Antonio Parra dijo...

Chorradas.............digan lo que digan quienes quieran que lo digan.

Lo que no son chorradas sino estupideces es lo que dice el Papa cuando habla del papel de la mujer y lo de las similitudes politico religiosas con los años 30 en España.
Más bien debiera pedir perdón por apoyar el Golpe del 36 y ser conniventes con los Nazis en Europa de esos años 30. Nacionalcatolicismo le llamaban......
Saludos.

Anónimo dijo...

Nervios.

Guillermo comenta las palabras de felipe González.

salvabui dijo...

¿Por qué hoy en día todo ha de estar presidido por el mayor maniqueísmo que jamás haya existido?. Respecto a las tradiciones, apellidos, visita del Papa, política, deporte....o estás conmigo o contra mí. Hasta que no rompamos esto es imposible avanzar en ningún sentido. Solo hay un camino y es el de la TOLERANCIA.

Raimundo dijo...

Sr. Presidente, en tiempos de crisis, las discusiones sobre el chocolate del loro son profundamente irritantes.

Perder el tiempo discerniendo si una convención burocrática sobre los apellidos es igualitaria o no… es, sencillamente, incomprensible… con lo que está cayendo.

Se tendría que haber nacionalizado las 30 cajas de ahorro en quiebra (al modo sueco)… para evitar el colapso del crédito.

Y se tendría que haber volado a la cúpula de ETA , en Francia o en cualquier otra parte, para evitar muertes de inocentes.

Los apellidos… se pueden dejar dónde se encuentran, que de momento, no embargan pisos.

Un saludo a todos.

Elisa dijo...

No se está hablando de tradiciones, se está hablando de igualdad.
Me parece importantísimo este tema desde este punto de vista. De acuerdo que con la que está cayendo...¿Qué hacemos, nos suicidados o hablamos de otros temas de la actualidad social española?Sobre todo, como en este caso, temas que dicen mucho de por donde van las cosas. No voy a habla de la supuesta paternidad, ya se ha comentado algo.
La madre siempre lo es y ha sido la relegada al papel secundario incluso en temas tan importantes como su propia identidad.
Lo normal es el sentido común y que en apellidos que más valdría que hubiera menos, se le pusiera a los hijos el menos común ¿ Para qué sirven los apellidos si no es para la "identificación" de las personas?
En mi caso, a mis hijos los conocen en el colegio por mi apellido, ya que es menos frecuente que el de su padre, sin problemas de ningún tipo.
Saludos

Encarna rabanal dijo...

En Francia,hasta hace poco la mujer tenía que adoptar obligatoriamente el apellido del marido.
En la actualidad,puede elegir el del marido o el suyo,es decir han cambiado también.
Conozco una chica francesa,hija de unos amigos que ha optado por mantener su apellido.Os aseguro que no ha generado ninguna clase de polémica pero nosotros somos así.
La idea me parece bien,según lo acuerden los padres y se acabó.
Un saludo para toda La Plaza.

DE LOS GUSTOS Y LOS CAMINOS dijo...

"Las tradiciones". Demasiadas muertes en su nombre.
Añadido I. El cinismo de Trinidad Jiménez hablando de los crímenes de El Aaiún me parece intolerable. César S.L

Jose Vicente de Pescueza dijo...

Hola amigos y amigas.
Es importante tener presente las tradiciones, pues ellas marcan nuestra historia y nuestro futuro, pero esto, no quiere decir que estas, las tradiciones, tienen que ser "palabra de dios".Es muy positivo dar pasos en el futuro para romper con todo aquello que nos diferencia a hombres y mujeres.
Creo que da igual que esté un apellido u otro, pero si es importante que tanto el del hombre como el de la mujer partan en igualdad de condiciones.
Un saludo

Malo Malísimo dijo...

Que vale, que si, que es consecuencia de la Ley de Igualdad...pero ahora pregunto...¿tanta incidencia ha tenido socialmente la posibilidad de cambiarse los apellidos para salir ahora con estas, con la que nos está cayendo? Es como la "genial idea" de poner traductores en el Senado...¿Que pasa no saben hablar en castellano? ¿Acaso el Castellano ha dejado de ser la lengua oficial del Estado? ¿No estamos en crisis y tenemos que ahorrar? Más que nada porque la tontuna de los traductores sale millón la sesión...más o menos. Después los sesudos asesores se preguntarán de donde les viene la mala fama a los políticos que les pagan.
Y ya que estamos, como dice el dicho: "Los hijos de mi hija, mis nietos son, los de mi hijo, lo serán o no". Pues eso si el seguro es el apellido de la madre...que vaya por delante, y lo demás son ganas de enredar y de perder tiempo y dinero. Y las tradiciones, si son buenas, se mantienen, si son malas se cambian o se olvidan. Lo que ocurre es que las más de las veces, al personal le gusta más un cachondeo, por burro que sea, que a un tonto una tiza...con perdón por el tonto que no tiene culpa.

Tony Méndez dijo...

Si lo de la igualdad está pero que muy bien, para ello que la mujer gane lo mismo en condiciones similares que el hombre, en mi profesión lo hacen. También a la hora de juzgar, sabemos que si un hombre hoy va a denunciar a su mujer, poco más que se ríen de ti por el contrario si es una mujer tenga o no razones, van a por el marido, de momento lo esposan lo ingresan y a decidir por el juez al día siguiente, (estuve en prisiones ejerciendo mi profesión y sé de lo que hablo, además en este blog hay juristas que lo pueden confirmar), ahí los hombres estamos en desigualdad. Es raro el pueblo que aún no tiene la casa o instituto de la mujer, ahí los hombres también estamos en desigualdad. Antes solo a los hombres se les veía borracho por la calle, mientras que las mujeres lo hacían en casa para que nadie las viera, ahora también se ve a las mujeres en las calles de igual forma, pero qué decimos, ¿La igualdad existe? Veréis las hostias que me llegarán, porque poco a poco lo que era azul, se va convirtiendo en rosa y una vez más nos alejamos del término medio.

Sobre los apellidos, varios de vosotros/as, tenéis razón, no es nada nuevo el que los ha querido cambiar, lo ha hecho sin dificultad, solo que con una serie excesiva de papeleos. El nombre se cambia sin dificultad alguna en el registro donde habita uno, pero los apellidos han de ir al Ministerio de Justicia quienes dan o no su consentimiento a la vistas de las pruebas.

Anónimo dijo...

Buen tema has colgado en el blog,dices que el orden alfabético prevalecerá en caso de no acuerdo y que esto raras veces pasa.

Pues creo que a partir de ahora lo raro será que se produzca un acuerdo.

Poner nombre a un bebe ha sido en muchas ocasiones motivo de polémica, cuando pones nombre a algo o a alguien puedes estar excluyendo a terceras personas desintencionadamente(lease, poner nombre de abuelo paterno y no materno u otros ejemplos)hay abuelos que en ciertas ocasiones se molestan por este motivo, pues imaginate cuando el abuelo paterno de corte tradicional pierda el apellido en detrimento del abuelo materno, a mi se me ocurre que en el primero que se acordará el abuelo paterno será en Zapatero, despues en su nuera y así sucesivamente.

Para este conflicto, como para casi todos existen vias de conciliación y a mí se me ocurre una

Si un abuelo paterno pierde el apellido, por lo menos que le pongan su nombre o el de su mujer a su nieto o algo por el estilo.

Todo lo que digo es basandome en problemas cotidianos que he observado en muchas ocasiones en ciertas familias, no es más que una reflexión, también iré preparándome porque como mi mujer y yo no nos pongamos de acuerdo me quedo sin apellido ya que el suyo empieza por la letra A.

De todas formas esto de los apellidos es una anecdota porque lo importante es la salud y el desarrollo integral del Bebé y en eso debemos centrar nuestros esfuerzos, no en que se llame fulanito o veltranito.

Un Saludo a tod@s.

Francisco J. González
Puebla de la C.

PACO dijo...

Estimado Guillermo:

Creo que hay tradiciones que van ligadas a la identidad de las personas y me parece que la posibilidad de cambiar el orden de los apellidos es algo que ya existe y el que lo quiera utilizar que lo utilice.

Este planteamiento me parece absurdo.

Creo que hay problemas más acuciantes como el Desempleo, la Corrupción, la Pobreza, o el Terrorismo, que creo que la clase política si debería implicarse y aplicarse en buscar soluciones, en vez de discusiones inutiles sobre el orden de los apellidos o sobre el orden alfabético de tal o cual apellido.

Me parece que todo este debate es una manera de alejar los verdaderos problemas de la sociedad en estos momentos, y no una cuestión de privilegios de género.


Saludos cordiales.

PACO

Samuel dijo...

Me parece una medida buena, excepto por lo del orden alfabético. Creo que el único método justo sería echarlo a suertes ante notario, porque el azar es el único método absolutamente imparcial que existe.

Tony Méndez dijo...

Isabel reivindica que el primer apellido sea el de la madre, ¡bendita igualdad!, un consenso de marido y mujer ¿no crees sería mejor? Y cuando el niño/a sea mayorcito, se los cambie o siga con ellos en el orden que le dé la gana. Si la madre es soltera y sin compromiso que le ponga el suyo y punto pelota.

Conce, me parece que te pasas unos pueblos, no es tradición, es un consenso de los dos de tiempos inmemoriales. Te pongo ejemplo: Un matrimonio (y te hablo del S. XV, XVI, XVII…etc) tiene dos hijos/as, si los padres eran poderosos económicamente, uno heredaba a la madre y se ponía el primer apellido de la madre y el que heredaba al padre, se ponía de primero el del padre y en matrimonios normales, igualmente se medía el factor más importante entre el matrimonio y sabes que por suerte o desgracia siempre tuvo más trabajo y aportaba más a la casa económicamente el hombre, sin menospreciar el vuestro como amas de casa y lo mismo que le digo a Isabel, cuando el niño/a sea mayorcito que siga con ellos o se lo cambie, porque tu por lo que se ve no sabes que eso se puede hacer desde hace muchísimos años y te digo te pasas unos pueblos cuando vas comparando con el maltrato, humillación y al final asesinato, ¡por favor! ¿Qué tiene que ver una cosa y la otra? ¿es que por el cambio de apellidos se llega asesinar? Y deja de usar contra los que no somos de tu género la palabra machista, somos machos como vosotras sois hembras, otra cosa son los asesinos/as, criminales/as, ladrones/as, ¡vale! Un fuerte abrazo y no te enfades.

Anónimo dijo...

Guillermo, dice el refran que cuando el diablo no tiene nada que hacer con el rabo mata moscas.Parece mentira que malgasteis el tiempo en tonterias como estas de los apellidos sabiendo como estan los españoles.
¿Usted se cree que esto nos interesa a los españoles?.

olivent dijo...

Esta etapa de Rodriguez Zapatero sera recordada con nostalgia por el tiempo que hemos dedicado a discutir tonterias(ironia)

La posibilidad de cambiar el apellido ya existe en España.en mi familia varios de mis sobrinos llevan el mis hermanas.

Incluso uno de ellos el de mi madre.

Pero este humo nos interesaba ahora!!

Paco Centeno dijo...

En estos tiempos en que tanto se habla de calidad y excelencia, entendidas como la continua revisión de los procesos y su continua mejora, hablar de tradiciones casi resulta anacrónico.
Si hasta nos cambian la ortografía y ya podemos escribir Os kiero sin sonrojo.

Abrazos mejorables

SERGIO,AMAIA Y HUGO dijo...

http://protectoracaceres.blogspot.com/2010/11/por-que-no-se-hizo-nada-en-mas-de-un.html

Sr. Vara:
Espero que pueda comentar este enlace que le envío, y que después de unas bonitas palabras condenando este hecho, se pongan a trabajar de verdad para que ésto no vuelva a suceder, cuando ya está denunciado convenientemente.
Que una persona de 35 años no le tenga que decir a Vd. político, representante mío que es una verguenza que tengamos que contemplar estos horribles espectáculos.
P.D. Y ahora la culpa y el salvajismo se lo achacarán a los perros por comerse los restos del potrillo.

maria del mar salazar dijo...

Las tradiciones o las costumbres, pueden ser buenas o malas dependiendo de como se miren, dependiendo del lado con que las miremos. Se pueden seguir manteniendo o incluso cambiarlas para que todos tengamos nuestra identidad, que todos seamos iguales.

Un saludo y feliz resto de la semana.

Soñador de guardia dijo...

OPINO

-Creo que renunciar a las tradiciones es enterrar a la particularidad especifica de cada historia de una agrupación común de personas.

-La cultura pasa por ahí. Quién quiera desviar el problema es parte de lo que es. Quién quiera proponerlo en una tarea de un gobierno también es parte de lo que hace. Quién quiera utilizarlo como arma arrojadiza política dice a dónde quiere ir y olvida pero sobre todo de dónde parte y dónde quiere quedarse.

-Me parece muy interesante el consenso que se plantea en la inminente "Ley de Educación de Extremadura". Eso si que es una noticia de algo que otros no consiguen. El mérito es encomiable. Somos ejemplo para muchos de fuera y orgullo de una inmensa mayoría de quienes se sienten de esta tierra y aquí vivimos.

Lástima que lo importante no sea una preferencia a veces de lo necesario.

-La igualdad llegará en su sentido total de la acepción. Habrá que prescindir de tal manera que no sea una especie de negocio. Si eso se consigue entonces como dijo el hombre al llegar a la luna... " será un pequeño pasito decisivo en nombre de toda la raza humana...".

Atte.-Paco Martín el soñador de guardia.

AndrEX dijo...

Unos, los del PSOE, entretenidos con cambiar las tradiciones que no es necesario cambiar,pues siempre se ha podido hacer lo que se ha querido, eso si, salvo con los nombres de pila, pues en eso la exclusiva la tenia hasta ahora la santa madre iglesia y tenia derecho de veto.

Sus rivales,los del PP, siguiendo viejas tradiciones de este pais, haciendo marketing para captar adeptos.

Lo aclaro.

Hoy es el cumpleaños de mi mujercita. Le ha llegado una felicitación del PARTIDO POPULAR.

Esto ya nos viene ocurriendo desde hace 3 años a todos los habitantes de mi pueblo.

¿ Alguien cumple años en cualquier familia?. El de siempre es el único que se acuerda de ti, te da su fax, teléfono, e-mail para contactar con ellos por si tienes alguna duda, inquietud o reclamación.

Por otro lado, en las calles ya estamos viendo las vallas publicitarias con los mensajes de los partidos políticos para las elecciones del próximo día 28.

Entre ellas esta la del PSC,si solo el PSC y dice lo siguiente.

"Ni independentistas ni de derechas, Montilla presidente. PSC"

Guillermo, creo que es tarde, ya lo he venido anunciando aquí hace dos años.

Se va amontar un pitote de los buenos, con partidos nuevos que son catalanistas a la vez españolistas y a la vez son de esos que no quieren emigrantes de los de pateras.

Este es el panorama ideológico:

Independentistas de derechas, españolistas de derechas, xenofobos,constitucionalistas, independentistas de izquierdas, econacionalistas de izquierdas.

No hay ningún españolista de izquierdas en Cataluña, en el resto de España si, es el PSOE.

Hay un giro hacia la derecha, sobre todo después de la campaña electoral que ha venido a hacer el Papa especialmente a Cataluña.

No hay que perder las tradiciones de un Estado Laico.

Que no nos pase na.

Un saludote

Andres Ramos

Anónimo dijo...

¡uissss!¡qué susto Tony Mendez!. La próxima vez especifica.

Salud-os Isabel P.

AndrEX dijo...

Mensajes de la campaña electoral del PSC para las autonómicas del dia 28 del presente mes.

Ser catalán es trabajar duro y tener las ideas claras

Montilla Presidente PSC

Otro mensaje:

Artur Mas de lo mismo

Montilla presidente PSC

No coment.


Un saludo

Andres Ramos

Miguel dijo...

Pues tiene su importancia el tema de los apellidos; a ver, porqué razón el 1º es el hombre y no el de la mujer...

De todas maneras yo creo que el gran problema es poner nombres y apellidos e incluso el nº del DNI de los que tienen el MOTE de... "MERCADOS", vaya por Dios... miren ustedes que en este caso ninguna instancia se preocupa de semejante identificación.

Conce Méndez dijo...

Tony Méndez...no me enfado y no me he pasado ni un pueblo, pero ni uno sólo, me quedo corta.

¿Qué me estás diciendo? ¿qué me conforme? ¿que te sientes marginado por ser hombre? bueno bueno...mejor lo dejamos y seguimos en directo en alguna de nuestras excursiones.

Espero que hoy haya acuerdo en Educación y saquemos adelante nuestra LEEX, educar en igualdad y para la igualdad, recogido en la LEEX.

Saludos.

EL OTRO PROGRESISTA dijo...

Hola Parlamentarios:

Os escribo estas lineas desde la biblioteca del Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil en Brasilia.

Simplemente comentaros la diferencia existente entre los trabajadores publicos del Estado de Brasil y los de semejantes ministerios en España.

Os recuerdo que Brasil es un pais en VIA DE DESARROLLO, mientras que nuestra España querida YA ESTA ..DESARROLADA.

Las tradiciones son muy importantes porque forman parte de nuestra cultura, sin embargo en nuestra España querida, estamos quitando las tradiciones por considerarlas arcaicas y LOS SISTEMAS PRODUCTIVOS Y DE TRABAJO NO SE TOCAN, porque a los reyezuelos autonomicos y sindicatos no les convienen ya que perderían votos y apoyos populares.

Dentro de poco los tendremos que sacar en "procesiones" por nuestras calles para que sean loados y suplicados, acrecentando de esta forma su EGO personal.

MIENTRAS TANTO NUESTRA ESPAÑA QUERIDA SE SIGUE HUNDIENDO.

Un cordial saludo a todos

Antonio Parra dijo...

Hablamos de la "tradiciones" de Marrueco con El Sahara???????

abril dijo...

Aunque algunos digan que es humo esto del orden de los apellidos a mi me parede discriminaciòn, y si no como se entiende que sea el apellido paterno el primero si lo que es indiscutible es que los hijos/as son de la madre, es de sentido comùn que fuera al revès, aunque no me parece mal que sea un
acuerdo entre los padres. Todos los pasos que se den para que cada vez alla menos diferencias entre hombres y mujeres son importantes y necesarios.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en la modificacion del orden de los apellidos pero siempre que hubiera acuerdo entre la pareja y sino lo hubiera no permitir dicho cambio y seguir con la tradicion anterior pues si prevalece el orden alfabetico en caso de no haber acuerdo los apellidos que empezaran con las ultimas letras del abcedario tenderian a desaparecer.Un saludo Guillermo.