El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: A pesar de los pesares

sábado, 11 de septiembre de 2010

A pesar de los pesares

Hoy tenía pensado subir un post en relación con el acto al que asistí ayer en el Teatro Romano de Mérida. Y lo voy a hacer porque me permitió vivir un momento muy especial. La presentación de los 100 años de las excavaciones arqueológicas fue sencillamente extraordinaria.
Pero esta mañana temprano sonó el teléfono cuando el día empezaba. Y no empezó bien. En Oliva de Mérida han muerto siete extremeños y extremeñas en un accidente de tráfico. Unos hijos han perdido a sus padres y unos padres han perdido a sus hijos. No entro en casi ningún detalle de lo vivido junto a ellos en distintos momentos del día. Ni puedo ni debo. Solamente decir que me da mucha pena. Pena y algo de rabia. ¡Qué fácil se van las vidas!
He dicho antes que "casi". En medio de la tragedia, esta mañana temprano, le oí decir a una chica de 16 años que iba a hacer lo que tanta ilusión le hacía a su padre. Seguir estudiando.
Mañana en Oliva de Mérida, Palomas y Puebla de la Reina no será un domingo cualquiera. Hoy para mí ha sido un día muy triste. Pero los padres que han perdido a sus hijos y los hijos que han perdido a sus padres nos necesitan. Por eso en medio de la tragedia de hoy hay que pensar en la esperanza de mañana. Mucho ánimo a las familias. Y que el niño en la UCI de Mérida reciba todos los cuidados que necesite. Está en un gran Hospital. Los impuestos no son un problema. Sirven para que este país tenga la sanidad que tiene.
Un abrazote
Guillermo

23 comentarios:

javi dijo...

Ya está visto,hasta que los fabricantes de coches no inventen e incorporen a ellos algunos mecanismos de seguridad que impìdan pasar de cieta velocidad e incluso impedir su puesta en marcha en determinadas situaciones no hay solución a este incesante y trágico goteo de vidas jovenes.Mi sentido pesame a las familias y a sus pueblos.

Anónimo dijo...

Es tan difícil que alguien te pueda consolar en estos momentos. Sentimos tu miedo. Tenemos miedo de no conseguirlo, de no ser capaces de seguir adelante. Miramos el presente con los ojos del ayer, con la mirada de nuestra felicidad pasada. No somos capaces de conseguir ver . Pero existe, existe al igual que nuestro presente, al igual que nuestro pasado.

Cuando una persona nos deja, cuando un ser querido nos abandona, nadie sabe cuanto tiempo hace falta para recuperar la ilusión, para recuperar nuestro presente. Nadie puede imaginarse el dolor que sentimos, el miedo que tenemos por ésta fría oscuridad. Nuestra alma tiene frío, se siente abandonada, sin valor. Pero, cada persona descubre el valor de su alma en el momento que más lo necesita, en el momento que menos creé tenerla. No debemos olvidar el calor de su sonrisa, pero debemos utilizar su recuerdo para andar otro paso en el frío de la oscuridad, para andar otro paso buscando el calor del mañana.

Los recuerdos se graban a fuego en nuestra alma, en nuestro corazón. Durante un tiempo, somos un alma perdida, perdida en el fuego de sus recuerdos, perdida en la soledad con un corazón roto. Pero, llegará un día que, sin darnos cuenta, estaremos otra vez buscando nuestro norte, nuestro propio destino.

Debes recordar el pasado, pero dejándolo en el pasado. Parece imposible de conseguir. Nada consuela la pérdida de un ser querido. El tiempo no lo cura todo, pero nos enseña a vivir con sus recuerdos sin causarnos más dolor del que ya hemos sufrido con su perdida.

El dolor que hemos pasado nos enseña a querer con más intensidad a aquellos que conocemos, a aquellos que conoceremos. Debes dejarte llevar por el presente hacia el futuro, tu futuro.

Debes pensar en aquellos que te quieren, en aquellos que aún te miran con cariño. Pueden ser amigos, familiares, conocidos, extraños… este mundo está lleno de personas que nos quieren, personas que nos quieren hacen llegar su cariño, pero no es bastante. Todavía no. Solo espero que el cariño de estas personas más cercanas a ti puedan aligerar la tristeza que tan duramente te está consumiendo. Déjate querer por aquellos que te quieren, por aquellos que se preocupan por ti en estos momentos tan duros.

Siento mucho la perdida, mucho ánimo.

miguel paco (trujillo)

Jorge dijo...

Mis condolencias a las familias. Esto es realmente una terrible tragedia.

CANISONIAN dijo...

Si ha sido duro verlo en las noticias, no imagino lo que habréis pasado hoy algunos. Lo de la familia ya, sin expicación. Qué injusta es la vida cuando se pone. Mucho ánimo a todos.

Anónimo dijo...

Y mientras la Guardia Civil de Tráfico con sus rádares móviles, motos y coches patrullas parados por falta de presupuesto, desmotivados y sin material para poder trabajar. ¡Que pena!

rosa roja dijo...

Buenos días, hay días malditos en el calendario, este 11-S está gafado no solo por lo de Nueva York, mas atras el golpe de Chile y el asesinato de Allende.

Nos golpea el maldito 11-S en Extremadura y se pierden 7 vidas en algo tan tragico como la carretera.

Para los que estamos todo el día con el volante en las manos produce un poco de repelus, pero que se va hacer.

El día de mañana siempre será mejor que el día de hoy.

Mi mas sentido pesame a las familias y que paseis un buen día

Fernando dijo...

La vida enseña a tomar en estas ocasiones cierta distancia. Al menos a los que, de una u otra manera, están a pie de obra una y otra vez. Civiles, médicos, bomberos, jueces,... políticos,... Pero comprendo que no deje de estremecer ver de cerca tantas vidas perdidas y tanto dolor. Y todo ello sin sentido, por nada. Lo siento enormemente. Deseo igualmente una pronta recuperación para los heridos, para quien va herido en la carne y para quienes llevan herida el alma.

Juan Antonio Doncel Luengo dijo...

"Accidente", qué palabra tan paradójica: por un lado hace referencia a lo que es accesorio o meramente circunstancial, por otro suele describir, desgraciadamente, un evento de radical (negativa) influencia en las vidas de mucha gente. No es posible eliminarlos, pero efectivamente debe, por lo tanto, mantenerse un sistema social destinado a resolver los problemas planteados. Es justo, pero además es universal.

Felipe Sánchez dijo...

Todas estas cosas deben hacernos reflexionar aún más sobre los accidentes de tráfico, sobre la prevención de los mismos y especialmente, sobre la responsabilidad que los padres tenemos para con nuestros hijos.

Desconozco las causas del accidente, ni siquiera creo que debemos entrar en ellas.Pero, algo estamos haciendo mal cuando suceden estas cosas y se pierden vidas en las cunetas.

Guillermo, eres especialmente humano y siempre estás al lado de los necesitados. Me consta que lo haces de verdad y sin buscar el titular de prensa. Me lo cuenta mucha gente que no te conocía y eso, es un gran valor que nada ni nadie te cambiará.

Post como este y otros parecidos, denotan eso y mucho más.

A trabajar entre todos/as para que este tipo de cosas, sucedan cada vez menos o incluso no acontezcan más.

feluky dijo...

Intentar acompañar a las familias en el dolor.

Ver en las noticias como quedaron los vehículos y pensar que eso puede suceder, debería hacernos mas prudentes a todos.

Abrazos.

Soñador de guardia dijo...

OPINO
Hay lágrimas que no se lloran pero que hieren. Hay sentimiento que no se escriben pero que se sienten. Hay cosas que nos adelantan y no se olvidan aunque pasen junto a nosotros y no entendamos que todos somos todos, y que uno no es mas que uno si no somos pájaros en el mismo nido rodeados de amigos y seres queridos. Que la tristeza que nos embarga no haga sacar la solidaridad y la esperanza estén donde se encuentren.

Que descanse la tristeza lejos, que la paz la tengamos presente. Que no es lo que se nos olvida si no la sinceridad de no encontrarnos solos, y de que sus familias sepan que los queremos y que en nosotros estan presentes.

Atte.-Paco Martín el soñador de guardia.

anselmo dijo...

Dia triste y de reflexión.
Ayer desde tempranito, cuando escuché en la radio la noticia, me dio un revolcón too el cuerpo.
Tenía que viajar, me iba a acercar a ver a unos familiares. Todo el camino escuchando por la radio. Pensando durante buena parte del trayecto. Durante el día, hablando, con la tv delante. Por la noche, al regreso, otra vez la radio. Ni siquiera escuchar los partidos despistaba de lo del día.
A mitad de camino entre Cáceres y Badajoz, un accidente.Eran las 11 de la noche. Un matrimonio, mayores. Se habián salido de la carretera, no les pasó nada. Cuando llegué a ellos,hacía cinco minutos que les había pasado. El hombre estaba llamando a la compañía de seguros. Ni se había acordado de llamar a la Guardia Civil o al 112. Estaba asustado y temblando, al igual que su mujer.
Día de conmoción, todo el día y también sin poder olvidar lo sucedido.
Hoy la prensa, en sus fotografías, "casi" lo dice todo.
Sí, Un día triste y........
Un abrazo.
Anselmo.

maria del mar salazar dijo...

El inicio de la semana con la perdida de 2 jóvenes y ayer cuando consultaba las noticias por internet, casi al final de la misma con la pérdida de otras siete, un semana fatídica para muchas familias que han perdido a sus seres queridos. Mi más sentido pésame para todas las familias. No creo que en estos momentos hay consuelo para algunas de ellas y sobretodo cuando han perdido a más de un miembro de la familia.

Para todos, que procuremos ser a partir de ahora todavía más prudentes en las carreteras.

Un abrazo para todos desde la lluviosa Bruselas.

Anónimo dijo...

En estos casos se ve lo imprudente que es ir más deprisa de lo permitido. Todos deberíamos de recapacitar porque desde este blog muchos abogaban porque se suprimieran estos límites y se enorgullecían de ir a más de 130 por hora normalmente. Hay que tener cuidado con lo que se dice porque los jóvenes muchas veces no tienen conciencia por culpa de los mayores.
Un abrazo para las familias que necesitarán durante mucho tiempo el apoyo de los que le rodean, aunque palos así son difíciles de superar.

Anónimo dijo...

Todo el mundo yabe que desde hace poco ya no hay controles de alcoholemia porque salen caros. Creo que más caros salen estos accidentes. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes a tod@s.

Guillermo apoyo sicológico a las familias, esa ha de ser nuestra gran aportación. Las causas y posibles soluciones para los profesionales.
A mí, esta "lotería", me tocó en junio.Sólo dos sentimientos: el silencio y la ausencia.Al igual que ellos tuve que velar el cadáver sobre el asfalto, esperar que llegarán del anatómico forense...
Un fuete abrazo, desde mi corazón, a familiares y amigos.

Un saludo a tod@s.
emérita

Jose Luis dijo...

un fuerte abrazo ha estas familias de todo corazon
pero lo que se tendria que vijilar es dar este tipo de coches de gran cilindrada a jovenes con tampoca experiencia y con esto no dijo que los jovenes tengan poca cabeza pero algo habria que hacer
jose luis
comitemonprint

Paqui dijo...

Terrible noticia que nos hiela el alma y que debe invitarnos a una reflexión profunda del por qué o el cómo suceden estas cosas.

Mis mejores deseos para ese niño de 14 añitos que ha perdido a sus padres, D.E.P para los fallecidos y que sus famliares encuentren fuerzas para seguir adelante.

Saludos

Yolanda M.L dijo...

No pensaba escribir, pero echando una ojeada por los comentarios, he querido pensar en voz alta...
algunos piensan en los mecanicos de los coches, otros en los controles de alcolemia y otros en los guardias de tráfico que no trabajan, y entre tanto quien piensa en que pueden tener en la cabeza aquellas personas que se ponen frente a un volante y cometen infracciones sabiendo que las cometen?, sabiendo que ponen en peligro su vida, la de los que van con ellos y la de los demás que se cruzan con ellos en ese preciso instante...
Qué mecanico incorporaría el mecanismo de seguidad en nuestra mente..., que guardia controlaria nuestra mente..., que radar frenaría nuestros actos...? nadie quiere morir, ni llebarse por delante la vida de otros pero si es así porque actuamos como sabemos no se debe actuar... en estos momentos lo menos importante es preguntarse por qué o buscar un culpable, porque ni tan si quiera el destino lo es... aveces el destino no está escrito, sino que lo escribimos nosotros mismos.
ÁNIMO a las familias y sobre todo a tí que con solo catorce años te harás miles de preguntas que nadie podrá contestarte.

ER MANUÉ dijo...

El dolor es muy grande como para justificarlo por falta de interés por algunos profesionales.
No puedo comprender como en algunos comentarios se alude a la falta de motivación de la Guardia Civil o al haber pocos controles de alcoholemia por falta de presupuesto... por favor... Acaso estos señores/as (conductores en general) necesitan ser vigilados para circular correctamente por las carreteras.
Creo que la Guardia Civil no está para vigilar a nadie, pero sí para hacer cumplir las normas.
Todos y por igual, debemos de ser responsables DEL VOLANTE, quien conduce y quienes van de acompañantes. Sin tener que pensar en las sanciones que nos puedan poner la Guardia Civil...
Mi más sentido pésame a los familiares.
Un saludo de ER MANUÉ

Encarna rabanal dijo...

Impotencia y dolor es lo que deben sentir en esos momentos los familiares tanto de los dos jóvenes como de estas siete personas.
Las imágenes de los vehículos son para pensar.
Tanta muerte sin sentido.
Tantas muertes de jóvenes en las carreteras.
Nuestros hijos,mis hijos, están todo el día en la carretera por cuestión de su trabajo o porque salen los fines de semana.
¡Qué consuelo podemos dar a esas familias y esos padres destrozados¡
Los creyentes los tendremos en nuestras oraciones.

Encarna rabanal dijo...

Impotencia y dolor es lo que deben sentir en esos momentos los familiares tanto de los dos jóvenes como de estas siete personas.
Las imágenes de los vehículos son para pensar.
Tanta muerte sin sentido.
Tantas muertes de jóvenes en las carreteras.
Nuestros hijos,mis hijos, están todo el día en la carretera por cuestión de su trabajo o porque salen los fines de semana.
¡Qué consuelo podemos dar a esas familias y esos padres destrozados¡
Los creyentes los tendremos en nuestras oraciones.

Kristofer. dijo...

Buenas noches a todos los lectores y escritores de esta plaza, una vez mas vemos que se a impuesto un clima trágico debido a este terrible accidente de nuestros vecinos, trágico la etapa de vida en la que estaban y trágico el acto por el que han fallecido.

Una vez mas un mal dato, una vez mas unas perdidas idas por un mal acto o un mal reflejo digno del ser humano, solo decir que acompañamos todos a los familiares y que situaciones como están no se repitan con tanta prioridad como se repiten estos hechos.

Sin más dar el pésame a todos y que espero que hayan entendido mi breve participación.

Un gran saludo.