El cuaderno de Guillermo Fernández Vara: Mes de exámenes. Creamos en ellos.

domingo, 3 de junio de 2007

Mes de exámenes. Creamos en ellos.

Este fin de semana he visto a mis dos chavales a tope con los exámenes, ella en 1º de Bachillerato y él en primero de la ESO. Es un mes clave para todos ellos. Cuando hemos discutido durante la campaña del tema educativo, y de la propuesta a nivel del estado de que los chicos de bachillerato que aprueben más de la mitad de las asignaturas puedan pasar de curso, debiendo examinarse solo de las suspendidas, me he quedado con ganas de decir cosas. No se trata de que se les aprueben las que han suspendido, sino de que no se les suspendan las que han aprobado.

Pero me gustaría reflexionar un poco sobre esos chicos y chicas que tienen 16 ó 17 años y un montón de líos en la cabeza. Necesitan nuestra comprensión. Que les convoquemos al esfuerzo pero sin cerrarles las puertas a las oportunidades. A veces los políticos hablamos de lo que interesa políticamente para erosionar al adversario sin tener en cuenta que los adolescentes necesitan nuestra comprensión. No se legisla solamente para los chicos que son unos fenómenos . Se legisla para incluir y no para excluir. Mis hijos son buenos estudiantes, pero cualquier día por cuestión de hormonas, de familia, de amores, de desamores o de yo que sé, pueden tener un mal día, un mal mes o un mal año. Y hay que estar a su lado, viendo la botella de su vida medio llena y no medio vacía. De eso se trataba. Hablemos de ellos siempre sin olvidar que sus vidas son complicadas, porque su edad lo es. Y estemos a su lado. Y CREAMOS EN ELLOS.

15 comentarios:

Neopirate dijo...

Ya ves... lo de estar a tope con los exámenes es algo... El temido Junio ya está aquí también para los universitarios

Los temas educativos siempre hay que tomarlos con mucha cautela, hace poco que dejé el instituto y hay gente que no quiere estudiar, que sólo se dedica a molestar y a no dejar aprender a los demás. Con ellos también hay que hacer algo, porque impiden al profesor dar clase y al resto de los alumnos progresar como se debiera, no todos quieren aprender.

Créeme si te digo que alguien que de verdad se interesa por estudiar no suspende todas un año, puede suspender una, dos, tres...

Yo no soy de otro grupo político, ni pretendo crispar, pero no me parece bien esa medida, creo que en lugar de ayudar a los estudiantes les va a perjudicar porque se bajará mucho el nivel y en la selectividad no andan mirando si un niño ha tenido mejor clase que otro.


Saludos

PD: ya te podías haber acordado también de los universitarios ¬¬

doctor sito dijo...

En primer lugar, Guillermo, gracias por seguir con el blog una vez pasadas las elecciones.
Yo también tengo a mis hijos con los nervios de los exámenes y el fin de curso.
En estos momentos hay que darles el máximo apoyo y comprensión, sin que se sientan demasiado presionados.
En cuanto a lo de pasar de curso casi sin saber nada me parece simplemente una barbaridad.
No todo el mundo tiene interés en estudiar, y lo que va a pasar es que estos alumnos van a molestar más a los profesores y a los alumnos que sí quieren estudiar.
Algo habrá que hacer al respecto.
Felicidades de nuevo.

Felipe dijo...

Una vez más me sorprendes con tus palabras.

Extremadura se hará mucho más humana contigo a la cabeza.

La educación está basada, fundamentalmente en esa relación estrecha con la familia. Esa es la comprensión de la que hablas y esas fórmulas,extrapoladas a los niveles político,social, económico, etc., son las que garantizan una educación de calidad y completa, en lo humano y en lo académico.

Gracias por la oportunidad.

Anónimo dijo...

Claro que se debe hacer "algo"
Se debe comenzar desde infantil. Se debe apoyar tanto a nuestros niños que ninguno llegue a bachillerato sin saber qué quiere hacer después... Hay que enseñarles a participar, a elegir la mejor opción, a sentirse parte de los centros a los que asistirá durante su vida de estudiante, es decir, estar integrado y participar en la toma de decisiones de la clase y del centro, por supuesto que siempre partiendo del marco legal. Los padres deben ayudar a los maestros y profesores, deben participar también y los que buenamente puedan colaborar en la formación... de sus hijos y... Los maestros y profesores tienen que aportar más... Los inspectores también pueden aportar más... Los políticos también tienen que aportar más... En fin... se puede... pero tienen que cambiar algunas cosas. Espero que contribuyas enormemente a ello. Saludos Mari.

Ramón dijo...

En primer lugar quiero felicitarle por su victoria electoral.
Conozco el sistema educativo público extremeño en todos sus tramos.
Hay que reconocer que la educación en Extremadura, como en el resto de España, va mal.
No lo digo porque ahora gobierne el PSOE, con el PP también iba mal.
El problema es muy complejo y no hay una única causa.
Pero creo que hace mucho daño al sistema educativo que el debate político sobre la educación en España se base sólo en dos cosas:
1) Religión en la escuela,sí o no.
2) Aprobado general y promoción automática en las enseñanzas obligatorias, sí o no.
Me gustaría que Extremadura fuera pionera en aprovechar las capacidades de los niños con sobredotación intelectual, los cuales son los grandes marginados en los 17 sistemas eduacativos españoles.
1 saludo.

J.M. Méndez Peña dijo...

Tú lo has dicho, Guillermo: Tenemos unos líos en la cabeza tremendos... Espero que en estos días podamos centrarnos un poco más en los exámenes.

¡Adelante!

Anónimo dijo...

Tema delicado el de los menores. Creo que hoy como siempre urge apoyar y mucho la labor educativa de los menores en tres pilares básicos: AUTORIDAD, COMPETENCIA y CONFIANZA.Es clave en la educación de los niños/as, para ello, es necesario educar en el respeto y el afecto, transmitir valores, hablar mucho con ellos y escucharles. Urge que toda la sociedad trabajemos en en favor de la educación no sólo es cosa de padres y madres, de profesores y educadores, es cuestión de toda la sociedad. Como dice un dicho Indu "PARA EDUCAR UN NIÑO HACE FALTA UNA TRIBU. Saludos. J.Vicente Granado (Pescueza)

Anónimo dijo...

A veces, además, no se les puede exigir imposibles, ¿porqué digo esto?, pues muy sencillo, mi hermnana pequeña está haciendo 4º de ESO, están de exámenes finales (la priemra semana de Junio y los terminan el viernes, como poco yo diría que es correr mucho), hasta el momento ha sacado unas notazas y es que además de tener capacidad se que "se lo ha currado". Sin embargo en estos momentos no sabe que tal saldrá la tercera evaluación ya que hacer un examen el miércoles tres el jueves y tres el viernes no es fácil.
¿porque aglutinar todo en tres días? no están en puertas de selectividad, no es un maratón, ni se les debería exigir que rindan bajo presión, porque creo, y es mi humilde opinión lo único que van a hacer es tragar palabras, echarlas "p'afuera" el día del examen y el olvido tardará poco en llegar. Eso para los más afortunados, porque si además cuentas con que a todos no les resulta facil llegar y que , como tu dices, cualquiera puede tener un mal día... ¿no es injusto fallar tres de golpe? incluso seis en dos días.
Esto había que regularlo.
STC

Anónimo dijo...

En mi opinión, las innumerables reformas educativas llevadas a cabo con el fin de paliar el llamado "fracaso escolar" han concentrado esfuerzos en conseguir que los chicos y chicas en edad escolar aprueben asignaturas y pasen de curso con mayor facilidad, pero con un planteamiento erroneo, el de rebajar los niveles de exigencia.
No creo, de ninguna manera, que los niños y adolescentes de ahora tengan una menor capacidad intelectual y de aprendizaje de la que tenían los de hace 10, 15 o 20 años. ¿Por qué entonces se empeñan ustedes en que cada vez aprendan menos? Si yo tuviera que achacar a alguna causa la tendencia actual sería a la falta de motivación y de responsabilidad que nacen de un excesivo proteccionismo.
Todo el mundo está de acuerdo en que la sociedad actual es un lugar hostil en el que labrarse un futuro es una tarea cada día más compleja, en que hay que animar y apoyar a los jóvenes, pero creo que se les hace un flaco favor dándoles tantas facilidades, porque antes o después tendrán que vérselas con las dificultades de la vida y no estarán preparados para afrontarlas.

Enrique Gómez dijo...

Creo que tienes razón. Te felicito por tú blog. También me parece muy interesante el blog de Nelly Pérez Giráldez.
Un abrazo desde Galicia.

Anónimo dijo...

ESTIMADO SEÑOR VARA:
ME GUSTARIA COMENTARLE UNA PROPUESTA SOBRE LA DONACIÓN DE PLACENTA PARA TRATAR OTRAS ENFERMEDADES (CELULAS MADRES). TENGO ENTENDIDO QUE SOLO UNAS CUANTAS CIUDADES ESTÁN PREPARADAS PARA ELLO Y ME GUSTARIA QUE EN EXTREMADURA TAMBIEN PUDIERA HACERSE Y PODER SEGUIR INVESTIGANDO.
TENGALO EN CUENTA.

Susana dijo...

Estimado Guillermo,ante todo, enhorabuena por su triunfo electoral. Se agradece también ver que no ha abandonado el blog pasadas las elecciones.

Soy docente, y me gustaría darle mi versión sobre el mes de junio en la E.S.O. Mes en el se pretende que alumnos recuperen en 20 días escasos lo que no han estudiado en un año. En él que ha trabajado todo el curso ve como su trabajo y esfuerzo se pueden hacer en pocos días... dónde la clase se convierte en un "rallye" para atender a los aprobados y recuperar a los suspensos. Época en la que los aprobados ya no quieren hacer nada o muy poco. Me dirá usted que las estadísticas demuestran que recuperan, pero debo decir que muchos de los profesoressuspendemos a los alumnos menos aplicados con cuatros, para aprobarlos después, porque sino, a ver quien los aguanta.

Creo que si ya los adolescentes tienen poco cultura del esfuerzo, con las recuperaciones en Junio se les incita a esforzarse aún menos si cabe. ¡Ah! Y tampoco soy muy mayor, tengo 35 años, pero pienso, como muchos, que a las recuperaciones de Septiembre les teníamos más respeto. Implicaba pasarnos el verano estudiando y castigados.

Un saludo
Susana

Anónimo dijo...

Yo estoy en 1 de ESO, y ya acabamos los examenes, menos mal que no me quedo ninguna, uff.. son 9 asignaturas, pero nunca hay que perder la esperanza de estudiar. Saludos a Guillermo y a todos los estudiantes, jajaja.

Ana dijo...

Como maestra me gustaría que el pacto por la educación en Extremadura fuese una realidad. Nuestro sistema educativo no puede estar dando bandazos en función de la idiología politica de las administraciones públicas. Es presiso formar grandes ciudadanos con una ley pactada por los partidos políticos. Si lo consigues en nuestara tierra ¡ CHAPEAUUUU!El mismo pacto sería deseable en otros dos ámbitos , que a mí me parecen fundamentales, sanidad y justicia. Nos veremos en Piornal. Ana

Javier Collado dijo...

Hola, mi padre estudio contigo y supongo que no te gustaría mucho la educación de aquella época, por eso dices que debéis de apoyarnos un poquito, me dirijo a ti como un ciudadano se dirige al nuevo presidente de la Junta de Extremadura, como no encuentro tus propuestas de educación, simplemente decirte que reviséis el sistema educativo del resto de comunidades autónomas y lo comparéis con el nuestro, acabo de pasar a 1º de Bachillerato, pero he repetido 4º de ESO y me parece un año perdido simplemente por no poder disponer del verano para estudiar, ya que es prácticamente imposible aprenderse en una semana lo que no se aprende en un año. Me gustaría que se pusieran los exámenes de recuperación en septiembre, como prácticamente el resto del país.

Por otro lado decirte, al márgen de la educación, que me gusta que nos gobierne alguien como tú, ya que es bueno cambiar de aires, llevábamos demasiado tiempo con la misma persona y como he podido ver en las nuevas consejerías, apuestas por el deporte. Volverás a leerme dentro de poco, tan pronto como me sea posible escribirte de manera formal un email.

Un saludo,
Javier